•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los estudiantes que permanecen atrincherados en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) sufrieron un nuevo ataque esta madrugada y una vocera del Movimiento Estudiantil 19 de Abril, quien estaba dentro del recinto, señala a la Juventud Sandinsita. 

La vocera confirmó que hubo al menos seis heridos, uno de ellos de gravedad al recibir un impacto de bala. 

Por su parte, uno de los médicos que está dentro del recinto detalló que, "a las 3:15 de la mañana ingreso un paciente con un impacto de bala, probablemente de pistola 38, en su pierna derecha. Luego ingreso otro, con crisis convulsiva por posible golpes en la cabeza". 

Iglesia: La verdadera paz es obra de la justicia

Según el reporte el ataque inició a las 12:05 y un tiroteo habría iniciado a las 12:44 de la madrugada de este jueves.

"Los heridos en su mayoría son estudiantes, pero también hubo chavalos de sectores aledaños que desde temprano salieron a respaldar y cuidar el frente de la universidad", declaró la vocera. 

Antimotines frenan marcha de universitarios en Managua

Desde la tarde de ayer jóvenes universitarios y pobladores volvieron a levantar barricadas, se armaron de piedras, morteros y bombas molotov debido a un fuerte despliegue policial en el parque de Villa Progreso y rotonda La Virgen, próximos al recinto. 

A las nueve de la noche motorizados de la Upoli que hacían recorridos de vigilancia en los alrededores del recinto, confirmaron la presencia de la Juventud Sandinista en la colonia 9 de Junio por lo que estudiantes y pobladores permanecieron alertas ante la posibilidad de un enfrentamiento, que finalmente se concretó pasada la medianoche. 

“No quiero un hijo mártir, pido justicia”

Se desconoce si hubo heridos de parte de la Juventud Sandinista. 

Los estudiantes de la Upoli se mantienen atrincherados desde hace 16 días. Iniciaron su protesta en rechazo a las reformas del seguro social, que fueron derogadas por el presidente Daniel Ortega, ahora piden justicia y una investigación transparente de las más de 40 muertes registradas entre el 19 y 22 de abril.