•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), un órgano autónomo de la OEA, solicitó al Estado de Nicaragua "observar en el terreno" lo ocurrido en el contexto de las protestas, que han dejado al menos a 45 personas muertas en este país.

En un comunicado emitido hoy, la CIDH indicó que el Estado de Nicaragua respondió el pasado primero de mayo solicitando "aguardar el avance de los procesos internos".

"En este sentido, el Estado (de Nicaragua) informó que el Presidente (Daniel Ortega) ha realizado una convocatoria a un Diálogo Nacional abierto a todos los sectores sociales, y que la Asamblea Nacional ha dispuesto la creación de una 'Comisión de la Verdad, Justicia y Paz'”, indicó la CIDH en su comunicado.

Por tal motivo, el organismo anunció hoy la instalación de una Sala de Coordinación y Respuesta Oportuna e Integrada (SACROI), cuyo objetivo es "dar especial atención a la situación de derechos humanos en Nicaragua".

"La CIDH continúa preocupada por la respuesta estatal a las muertes y los heridos que cobró la represión de las protestas, así como la respuesta del Estado en relación con las manifestaciones. En este sentido, la CIDH reitera de manera urgente su solicitud de anuencia al Estado para la realización de una visita al país", señaló la CIDH.

Las protestas en Nicaragua comenzaron tras las reformas al Seguro Social, que el gobierno ordenó revocar tras la ola de manifestaciones.

Estudiantes y organismos defensores de derechos han denunciado diversas violaciones a la vida y libertades de manifestación, expresión e información, entre otras.

El Ministerio Público de Nicaragua y la Asamblea Nacional anunciaron, respectivamente, una investigación sobre lo sucedido durante las protestas y la formación de una Comisión de la Verdad.

La CIDH, no obstante, se hizo eco de los estudiantes, quienes han liderado las protestas en Nicaragua, y han pedido que "la Comisión de la Verdad sea establecida en forma independiente y autónoma, y no en el marco del Poder Legislativo".

"La CIDH expresa su preocupación por la falta de credibilidad que la ciudadanía nicaragüense tiene en la Comisión de la Verdad y en la conducción de las investigaciones. La CIDH enfatiza la importancia de que el diálogo que se establezca sea inclusivo y creíble por parte de todos los sectores, y reitera su disposición a apoyar el proceso, en el marco de su mandato y funciones", añadió la CIDH.

Antimotines durante las protestas en Nicaragua. Orlando Valenzuela/END

Para la CIDH, será clave que las investigaciones en Nicaragua cumplan "los estándares internacionales en materia de derechos humanos”, mediante una "investigación pronta, exhaustiva, independiente e imparcial sobre los hechos de violencia sucedidos y la conducta policial durante las manifestaciones, sea por acción u omisión, y establecer las sanciones correspondientes”.

El organismo también lamentó que hay "falta de claridad" en cuanto el número de personas detenidas y luego liberadas por las protestas en Nicaragua, y el trato que recibieron en prisión.

“La violencia que se vive en Nicaragua está afectando de manera particular y desproporcionada a niños, niñas y adolescentes”, explicó la Relatora de la CIDH sobre los Derechos de la Niñez, comisionada Esmeralda Arosemema de Troitiño.

Agresiones y amenazas

Además, la CIDH dijo que ha recibido información de que en Nicaragua las personas defensoras de derechos humanos estarían sufriendo "agresiones, amenazas y hostigamientos".

El organismo recordó que ha solicitado en anteriores ocasiones visitar Nicaragua, pero no ha recibido el aval, por lo que urgió al gobierno "abrirse al escrutinio internacional".