•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los familiares de los fallecidos durante las protestas, que iniciaron en abril en contra de las reformas al seguro social, siguen acudiendo a la Fiscalía en busca de justicia.

Jaime Giovanni Rivas recordó que la mañana del 22 de abril se encontraba en una esquina en el barrio Adolfo Reyes, en las cercanías del supermercado Palí del barrio La Fuente, observando qué pasaba, cuando comenzaron unos disparos y una bala impactó en una pared, lo que lo dejó sordo, aturdido.

 “No quiero un hijo mártir, pido justicia”

“Veo a mi hermano Yésner Josué (de 16 años) que va hacia abajo, voy buscando la bicicleta para ir a la casa y escucho que dicen: ‘pegaron a uno’ y era mi hermano ‘que venía agarrándose el cuello´. Salgo corriendo a agarrarlo y veo que tiene un orificio de bala. No te murás pito (así le decían)”, rememoró el hermano del fallecido.

A la Fiscalía también se hicieron presentes los familiares de Jason Antonio Chavarría, de 24 años. Foto: Óscar Sánchez/END.

Refirió que su hermano fue trasladado al hospital Manolo Morales, donde fue intervenido quirúrgicamente. A su mamá, Jesica Patricia, le dijeron que había salido bien de la operación, pero después de una hora le comunicaron que Yésner Josué había expirado desangrado.

 Se oponen a autopsia de caídos en protestas

“No es posible que haya muerto cuando los médicos aseguraron que había salido bien, y nos llamó la atención que en el hospital habían dicho que había muerto por herida de arma blanca. Yo vi el orificio de bala, por eso mi mamá denunció el caso en el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) y ahora estamos en la Fiscalía”, dijo Rivas. 

Yésner Josué estudiaba sexto grado de primaria y trabajaba con un tío en un taller de mecánica del barrio.

Eran sandinistas

A la Fiscalía también se hicieron presentes los familiares de Jason Antonio Chavarría, de 24 años, quien recibió un disparo cuando se encontraba en las cercanías de Unión Fenosa del municipio de Ticuantepe.

“Me duele, nosotros éramos grandes sandinistas porque él era un chavalo con quien íbamos al repliegue, a la plaza. No es justo que un sandinista mate a otro sandinista y los sandinistas fanáticos son danielistas”, dijo Elis María Urbina, madre del fallecido. 

Jason Antonio trabajaba como conductor de una mototaxi en Ticuantepe.

 Exigen que hospital responda por muerte de estudiante

Como familia pedimos justicia y que su muerte no haya sido en vano, que no quedé impune, porque él no merecía morir.

Al lugar también llegaron los parientes de Moroni Jacob López, de 22 años, quien murió de dos disparos en el pecho en la catedral de Managua, el pasado 20 de abril.

“Él (Moroni Jacob) estudiaba Matemáticas, no era un vago como dice la gente. La Alcaldía de Ciudad Sandino no quiso darme el certificado de defunción, porque querían ponerle como muerte natural”, explicó Alba López, mamá de la víctima.

 Antimotines frenan marcha de universitarios en Managua

Agregó que su hijo un día antes miró lo que había pasado en León, donde lesionaron a unos jubilados y dijo que tenía el compromiso de luchar contra las injusticias.

Según López, Moroni Jacob estudiaba y trabajaba en la limpieza de una capilla.

Otro caso

A la Fiscalía también acudieron ayer los familiares de Darwin Elías Medrano Pérez, de 22 años, conductor en una distribuidora de gas butano, quien recibió un disparo en la zona parietal occipital izquierdo del cerebro, cuando conversaba con unos amigos en El Ceibón del barrio Georgino Andrade, la noche del 22 de abril.

Su hermano, Leoncio, comentó que fue trasladado al puesto médico de la Upoli, luego al hospital Alemán Nicaragüense, de donde lo remitieron al hospital Lenín Fonseca, lo conectaron a un respirador artificial y murió dos días después.

Braulio Abarca, abogado del Cenidh, aseguró que han dado acompañamiento y seguimiento a entre 40 y 50 casos, entre muertes, personas detenidas de forma ilegal y lesionados graves.

“La directora del Cenidh, Vilma Núñez, brindará una conferencia de prensa el día de hoy, para dar a conocer de manera detallada estos casos”, indicó Abarca.