•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Jonathan Yamil Sánchez García, de 19 años, fue declarado culpable por la juez Carol Urbina, por el delito de femicidio en perjuicio de la joven Ana Carolina Granera, encontrada muerta en las costas de Casares el 21 de octubre del año en curso.

Junto al femicida también fueron condenados Erlin Narváez y Josué Luis García, por los delitos de omisión del deber de impedir delitos y encubrimiento.

La fiscal Marcela Rodríguez Carballo pidió la pena máxima de 25 años de prisión  para Jonathan Yamil Sánchez García, mientras que para los otros dos acusados 500 días multa y cuatro años de prisión.

Por su parte, el abogado Rito José Cruz, quien representó a Erlin Narváez, pidió a la juez Urbina la pena mínima de 200 días multa y seis meses de prisión. La misma petición la realizó la defensa de José Luis García.

Pide pena mínima

Asimismo, Yadira Córdoba, abogada defensora del femicida, alegó que nunca se demostró una prueba en contra de su defendido, por lo que solicitó la pena mínima de 15 años de prisión, debido a que este no posee antecedentes penales.

“Yo voy a irme al Tribunal de Apelaciones a Masaya, voy a apelar porque a mi defendido jamás se le demostró la culpabilidad, nunca hubo pruebas en su contra”, expresó Córdoba, tras la finalización del juicio.

El juicio tuvo una duración de seis meses, iniciando con siete acusados, de los cuales cuatro fueron puestos en libertad por haber aceptado los cargos de omisión del deber de impedir delitos.

Los tres acusados tuvieron el derecho de la palabra y los tres se declararon inocentes de los otros delitos imputados y acusaron a otra persona de ser el autor del crimen.

La juez Carol Urbina programó lectura de sentencia para el 5 de junio a las 12:00 m.