•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Decenas de nicaragüenses en bicicletas realizaron una caravana hacia Managua con el objetivo de traer el mensaje de paz de los ciclistas guatemaltecos Andrés Fonseca y Salomón Pinto, quienes no pudieron entrar al país el pasado miércoles. 

Fonseca y Pinto salieron desde su país el 28 de abril hacia Nicaragua con el propósito de transmitir  un mensaje de paz y resistencia pacífica a los jóvenes y familiares de las víctimas mortales durante las protestas que iniciaron a raíz de las reformas al sistema de seguridad social. 

Sin embargo, ante la negativa de las autoridades de Migración de dejarlos pasar, un grupo de ciclistas nicaragüenses recibió en la frontera de El Guasaule, en Chinandega, el mensaje que los guatemaltecos pretendían emitir en territorio nacional  y una bandera blanca. 

El mensaje y la bandera de la paz que entregaron los guatemaltecos, primero fueron llevados por ciclistas de Chinandega hasta León, y luego otro grupo se encargó del traslado hasta Managua. En el municipio de Ciudad Sandino se dio el recibimiento de la caravana. 

El destino final fue la rotonda Jean Paul Genie, en carretera a Masaya. En este lugar se leyó el mensaje de paz que traían Fonseca y Pinto, que consistió en un llamado a practicar la resistencia pacífica activa, libre de cualquier tipo de violencia por parte del pueblo. 

Decenas de nicaragüenses en bicicletas realizaron una caravana hacia Managua.

Marvin Jarquín, de la Comunidad Ciclística de Nicaragua, manifestó que la caravana fue en respaldo de la iniciativa de Fonseca y Pinto y para demostrarle que su viaje no fue en vano. Jarquín afirmó que la caravana fue integrada por 50 ciclistas de León y Managua.  “Los hermanos de Guatemala no llegaron hasta Nicaragua pero su trayectoria dio esperanza”, declaró Jarquín. 

Ciclista fallecido

Durante la caravana los ciudadanos en bicicletas portaban la imagen de Léster Adam Vin-dell Picado, quien presuntamente murió por un disparo, cuando ocurrían las protestas en el sector del mercado Iván Montenegro, al oriente de la capital.  

Vindell Picado participaba en las actividades de las comunidades ciclísticas de Enbiciados y Bicicletada Managua. El ciclista murió el 21 de abril, luego de recibir un disparo por la espalda. 

“Él andaba trabajando y al ver que venían los antimotines salió corriendo y le metieron un tiro por la espalda”, aseguró José María González, ciclista y amigo de Vindell Picado.