•   San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Confederación Rerum Novarum, organización costarricense que agrupa 70 sindicatos, denunció hoy que la embajada de Nicaragua le rechazó una carta que expresaba su solidaridad con el pueblo nicaragüense y que condenaba los hechos violentos de las últimas semanas.

"La Confederación envió una nota respetuosa solidarizándonos con los hermanos de Nicaragua así como condenando los actos de violencia, al embajador Duilio Hernández Ávila, sin embargo, en un acto más de carencia diplomática, la misiva fue rechazada por la sede diplomática en Costa Rica", explicó el sindicato a Acan-Efe.

CIDH pide visitar Nicaragua, pero Estado solicita tiempo

En la carta, la agrupación expresa su solidaridad con el pueblo nicaragüense y de manera "respetuosa, pero vehemente" exalta que "la vía del diálogo es la mejor herramienta para dirimir conflictos y por tanto reprochamos los fuertes enfrentamientos desatados en los últimos días".

La misiva, firmada por el presidente de la Confederación, Lenin Hernández, y el secretario general, Mario Rojas, además rechazó cualquier tipo de censura para que los medios de comunicación ejerzan su labor periodística y su compromiso de informar para crear opinión pública.

Más: Familiares desmienten muerte de joven en ataque a la Upoli

"Mediante redes sociales, diversos medios de comunicación y contactos que nuestra organización sindical mantiene con dirigente sociales y sindicales nicaragüense hemos sido informados del acontecer nacional día a día, y observamos con desasosiego la escalada de violencia que se ha generado entre el gobierno nacional y las masivas movilizaciones populares", destaca la carta.

Nicaragua atraviesa una crisis debido a multitudinarias manifestaciones callejeras que iniciaron por reclamos a unas reformas a la seguridad social y continuaron a pesar de que el mandatario Daniel Ortega revocó su decisión, debido a las múltiples muertes causadas por la represión.

Padre de de Álvaro Conrado: "No quiero un hijo mártir, pido justicia”

Desde que comenzaron las protestas hace más de dos semanas, los enfrentamientos violentos que se produjeron en Nicaragua dejaron al menos 45 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 los fallecidos.