•  |
  •  |
  • EFE

Un brote de lo que las autoridades sospechan es hepatitis viral fue detectado en la paradisíaca Isla de Ometepe, y los contagiados, en su mayoría niños, están siendo tratados, informó hoy una fuente oficial.

"Estamos atendiendo un brote de lo que se sospecha puede ser hepatitis viral en Altagracia, Isla de Ometepe", dijo la vicepresidenta nicaragüense, Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

El brote fue detectado en una escuela de primaria del municipio de Altagracia, al norte de la isla, ubicada en el Gran Lago de Nicaragua o Cocibolca, afirmó Murillo, quien no dio cifras de los afectados.

"Estamos trabajando con visitas casa a casa, hay otros niños afectados con los mismos síntomas, los visitamos en las casas, sin embargo todos están estables", explicó la también primera dama.

Funcionarios del Ministerio de Salud brindó recomendaciones sobre el manejo de alimentos, así como el lavado de manos, cloración de agua y desinfección de letrinas en Altagracia, afirmó Murillo.

Un caso similar se dio en marzo de 2017 en el municipio de Nagarote, a 41 kilómetros al noroeste de Managua, donde 11 personas resultaron afectadas.

El 29 de abril pasado Nicaragua dio por concluida una jornada nacional de vacunación, en la que se aplicaron millones de dosis para evitar 16 enfermedades, entre ellas la hepatitis.

La Isla de Ometepe, compuesta por dos volcanes que emergen del segundo lago más extenso de América Latina, es uno de los destinos turísticos más atractivos de Nicaragua, por su clima tropical, especies exóticas, tranquilidad y estanques naturales de aguas cristalinas.