•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El secretario de Estado español de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, aseguró este viernes que ese país está preparado para actuar “inmediatamente” en Nicaragua si se pide algún tipo de mediación.

García Casas compareció ayer ante la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado español para debatir acerca de varios asuntos de interés, entre ellos la situación en Nicaragua, donde las protestas contra el gobierno de Daniel Ortega han causado al menos 45 muertos.

Según el Cenidh, en este periodo se registró 45 muertes y más de 400 personas lesionadas.

“Si se pide la mediación” el Ejecutivo de Madrid está dispuesto a “actuar inmediatamente”, dijo el secretario de Estado, quien aclaró que la comunidad española en Nicaragua se encuentra bien: “Vamos a ver cómo evoluciona la situación”.

Tras asegurar que España quiere ser parte de los procesos de transformación, subrayó que en la mayoría de los países iberoamericanos hay una democracia activa consolidada, con total silencio en los ejércitos y con voz de justicia y medios de comunicación libres.

EE. UU. Ofrece apoyo

El Gobierno de Estados Unidos mostró una vez más su preocupación por la crisis que atraviesa Nicaragua por las protestas ciudadanas iniciadas en abril, y afirma está dispuesto a ayudar al país para que pueda “llegar a un camino hacia la democracia”.

Helen Aguirre Ferré, directora de Asuntos de Medios de la Casa Blanca y asesora del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo a CNN que “el presidente (Donald) Trump está dispuesto a ayudar al pueblo nicaragüense a poder llegar a un camino hacia la democracia, para poder llegar a ese punto en su historia”.

Álvaro Conrrado estudiante muerto en protestas.

“Estamos muy preocupados por la situación que hemos visto en Nicaragua”, dijo Aguirre, de origen nicaragüense.

Según la funcionaria, “la violencia por parte de los que apoyan a Daniel Ortega y su gobierno, y que están mirando que a través de esta violencia pueden mantener el poder y control, es lo que preocupa enormemente (a Estados Unidos)”.

Sobre las afectaciones que causa la crisis a la economía nicaragüense, Aguirre Ferré informó que Estados Unidos está buscando la forma de ayudar al pueblo. “Sabemos que este tipo de violencia política influye directamente en la estabilidad económica y esto espanta el turismo”, declaró.

Estados Unidos espera que en el diálogo pueda encontrarse “un buen camino” para la democratización del país, añadió Aguirre. “Estamos buscando que haya un diálogo y que se pueda encontrar un buen camino. Lo que vemos es que el pueblo nicaragüense se siente decepcionado ya por muchos años, por la falta de apertura democrática y que realmente son los jóvenes universitarios quienes están liderando la voz a favor del pueblo”.

La asesora del presidente Trump explicó que Estados Unidos busca tener relaciones buenas con los gobiernos que apoyan a la democracia, y que le dan impulso a su pueblo.

Señaló que en esta ocasión los gobernantes nicaragüenses “se han equivocado enormemente porque se han encontrado una resistencia interna dentro del país y están encontrando también que hay voces fuera del país que están escuchando lo que dicen los jóvenes universitarios, entre otros dentro de Nicaragua, que buscan una solución pacífica, pero también democrática”.