•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Dos protestas convocadas hoy en Managua se dirigen en estos momentos a Niquinohomo, en Masaya, y a la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli).

Los "autoconvocados" organizaron un desfile en motocicletas y otros vehículos para ir desde Managua hacia Niquinohomo, y se espera que en Catarina lean un manifiesto.

Esta actividad pasará por Nindirí, el centro de Masaya, Monimbó, Catarina y Niquinohomo, donde anoche hubo tensión cuando se enfrentaron grupos a los pies de una estatua de Sandino.

La polémica es porque los opositores al gobierno pintan la base de la estatua con los colores azul y blanco, de la bandera de Nicaragua, pero los sandinistas tratan de mantener el rojo y negro, propios de ese partido político.

Los motorizados en Monimbó. Keysi García/END

Según la página de Movimiento 19 de Abril, esperan que en la protesta se unan pobladores de Niquinohomo, Diriomo y Diriá.

Los motorizados, como anoche, llevan banderas azul y blanco, de Nicaragua, y tocan las bocinas de sus vehículos, en señal de protesta.

En paralelo, en Managua, una marcha que empezó en la rotonda Rubén Darío o de Metrocentro, se dirige a la Upoli, a respaldar a los estudiantes que permanecen atrincherados desde el 18 de abril y que el pasado miércoles sufrieron un ataque.

Estos manifestantes detienen por segundos el tráfico para entonar el Himno Nacional de Nicaragua.

Este grupo de personas camina con banderas de Nicaragua, las cuales agitan.

Las protestas en Nicaragua, que comenzaron contra las reformas al Seguro Social, han dejado al menos a 45 personas muertas.

El gobierno recovó las reformas y aceptó un diálogo nacional, del cual no hay fecha para comenzar, pero sí sede: el seminario Nuestra Señora de Fátima.

En Niquinohomo, cientos de manifestantes se reunieron a las afueras de la casa natal de Augusto C. Sandino en una marcha por la paz, que salió desde Managua. 

En el sitio se concentraron pobladores de Catarina, San Juan de Oriente, Diriá, Diriomo, Nandasmo, Monimbó y Niquinohomo, quienes protestaron, para exigir justicia por los 45 fallecidos en las protestas.

 "Las muertes de nuestros caídos no pueden quedar impunes", expresaron representantes del Movimiento 19 de abril de Masaya y Pueblos Blancos.

En Jinotepe, municipio de Carazo, más de 200 autoconvocados salieron a las en respaldo al padre Juan de Dios García, quien denunció que ha recibido amenazas de muerte  y para exigir justicia por las víctimas de las protestas.