•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Cientos de personas se unieron la tarde de ayer a una caravana pacífica que salió de Managua y culminó en Niquinohomo, Masaya, con un acto en el que exigieron justicia por las víctimas de los enfrentamientos de abril en todo el país y cambios en la política estatal.

Los manifestantes viajaban en motos, camionetas, y muchas personas lo hacían a pie al momento del paso de la caravana.

Organismos de derechos humanos han confirmado 45 muertes y reportan más de 400 heridos entre el 18 y el 30 de abril. Cuatro de estas ocurrieron en Masaya, una ciudad característica por su participación en la revolución en contra de la dictadura somocista a finales de la década de los 70.  Ondeando banderas azul y blanco, los manifestantes entonaron consignas como “El pueblo unido, jamás será vencido” y “Pueblo únete”, en todo el recorrido, que transcurrió sin incidentes. 

Los manifestantes demandaron ayer justicia por los muertos en las protestas.

La caravana partió a las 2:00 p.m. de la zona de Metrocentro, en Managua, y la concentración creció en la entrada al barrio Monimbó, de Masaya. En el trayecto,  conductores que circulaban con rumbo a Managua y habitantes de la ciudad de Masaya saludaban y agitaban banderas en señal de apoyo a la manifestación. 

Posteriormente, en la rotonda de Catarina se unieron más protestantes con rumbo hacia Niquinohomo, donde el día anterior habían ocurrido trifulcas entre un grupo que había pintado el monumento a Sandino en azul y blanco, y simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que querían mantener los colores rojo y negro, característicos del partido.

Demandas de protestantes

“Las muertes de nuestros caídos no pueden quedar impunes”, leyeron ayer en un comunicado los representantes del Movimiento 19 de Abril Masaya y Pueblos Blancos, en las afueras de la casa natal de Augusto C. Sandino, en Niquinohomo.  En la denominada “Marcha por la paz”, convocada a través de plataformas digitales, participaron nicaragüenses de todas las edades que llegaron hasta la zona central de la ciudad a pie, en vehículos, motos y bicicletas. 

“Estamos aquí reunidos para dialogar y decidir juntos la nueva Nicaragua que queremos”, declararon los representantes del movimiento en el comunicado.  Los participantes expresaron durante la marcha que continuarán realizando protestas pacíficas para demandar la investigación de las muertes ocurridas y convocaron a un plantón hoy por la tarde en la Placita de Monimbó, donde también recaudarán víveres para llevar a los estudiantes que aún están en la Universidad Politécnica (Upoli) en la capital.  El colectivo, enlazado con los otros movimientos del mismo nombre, integrados por universitarios y sociedad civil a nivel nacional, respaldó las solicitudes hechas en los días anteriores por los diferentes sectores, como la Iglesia católica, la empresa privada y los movimientos estudiantiles.  Entre otras demandas, los autoconvocados instaron a que se respete el derecho a protestar pacíficamente.

Derecho a protestar

“Exigimos que se respete el derecho de reunión pacífica, mencionado en el Artículo 53 de la Constitución Política de Nicaragua, cuando estudiantes o la población decidamos salir a las calles a protestar pacíficamente”, manifestaron. 

Pobladores de Catarina también se unieron a la protesta de ayer

Agregaron que el diálogo nacional convocado por los distintos sectores de la sociedad nicaragüense debe de ser inclusivo y representativo, por lo que piden la inclusión de Francisca Ramírez, líder del Movimiento Campesino. 

“Los cambios que requiere Nicaragua no pueden ni deben ser acordados solamente por unos cuantos sino por todos los nicaragüenses”, subrayaron los integrantes del Movimiento 19 de Abril de la localidad.