•   Carazo y Estelí  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Más de 200 autoconvocados del Movimiento 19 de Abril  en Jinotepe, Carazo, salieron a las calles a eso de las cinco de la tarde de este sábado en respaldo al padre Juan de Dios García y los muertos en protestas de Managua y otros departamentos.

Con pancartas y banderas azul y blanco, los jinotepinos siguieron en su séptimo día de protestas en el atrio de la iglesia Santiago, misma que fue apedreada y rafagueada el pasado 22 de abril por elementos afines al Gobierno.

El segundo piso de la Alcaldía de dicha ciudad está resguardada por el Ejército de Nicaragua.

“Aquí está el pueblo respaldando al padre Juan de Dios García, quien ha sido amenazado y denigrado. Hoy le decimos que el pueblo está con él, marchamos porque queremos justicia para los estudiantes muertos el 19 de abril en Managua; marchamos por una Nicaragua libre, no tenemos miedo y no nos van a callar”, dijo Eliézer Narváez, mientras sostenía la bandera de Nicaragua.

El segundo piso de la Alcaldía de dicha ciudad está resguardada por el Ejército de Nicaragua.

Los autoconvocados marcharon por las principales calles de la ciudad gritando las consignas “queremos justicia”, “no más corrupción”, “no vamos a callar” y “no tenemos miedo”.

Luego de la caminata se realizó una vigilia en el atrio de la iglesia Santiago, en honor a los fallecidos.

Rezo en Estelí

Este sábado se realizó en Estelí el rezo de nueve días de Edwin Bismarck Gómez, de 33 años, uno de los nicaragüenses que perdieron la vida a balazos en las protestas universitarias de Managua.

Gómez fue impactado por dos balazos que le afectaron uno de sus riñones y el páncreas. Este joven apoyaba la protesta que mantenían los estudiantes de la Universidad Politécnica en Managua. Según sus familiares, el joven entregaba alimentos y agua a los universitarios cuando fue alcanzado por dos balazos en la parte inferior de la espalda y otro en el abdomen.  

Su mamá Adalí Gómez, quien se encontraba en Panamá, tuvo que viajar de emergencia para asistir al sepelio de su vástago. En el caso de sus parientes maternos han declinado brindar declaraciones directas a los medios de comunicación y se limitan a expresar que “todo se lo dejan a Dios”, partiendo que todos saben desde dónde salieron las balas. Con Edwin Bismarck, el departamento de Estelí sufrió la pérdida de tres hijos. Franco Alexander Valdivia Machado, estudiante de Derecho en la Universidad Internacional de la Integración Regional de América Latina  (Unival), en su sede de Estelí, y Orlando Francisco Pérez Corrales, quien este año egresaría como ingeniero en Ciencias Ambientales con mención en Energías Renovables en la Facultad Regional Multidisciplinaria (Farem UNAN-Estelí), murieron la noche del viernes 20 de abril, cuando sus cuerpos fueron alcanzados por balazos. 

En los casos de Valdivia y Pérez, sus familiares han sido persistentes en demandar justicia. Para la tarde de este domingo el Movimiento Estudiantil 19 de Abril ha convocado a la población a una marcha pacífica por la justicia y solidaridad con los fallecidos y sus familiares.