•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

No tenían nada que ver con las protestas contra las reformas al Seguro Social. Iban a sus casas, a sus trabajos o simplemente pasaban por la calle a la hora y en el momento equivocado. Así, ocho personas de varios puntos del país perdieron la vida alcanzados por las balas. Familiares señalan y exigen castigo para los responsables, claman justicia.

Jesner José Rivas de 16 años falleció de un impacto de bala en el pecho el domingo 22 de abril en el barrio Walter Ferreti, de Managua. Su mamá, Jessica Patricia Rivas, afirma que su hijo no participaba en las protestas ni saqueos de supermercados que ocurrieron ese día, y que al momento de recibir el disparo el joven se dirigía hacia su casa.

 Cenidh confirma nombres de 45 víctimas mortales de las protestas

Esta semana denunció la muerte de su hijo ante el Ministerio Público. “No confiamos en la investigación de la Policía, porque ella misma es la demandada, pero esperamos que al menos en estos casos haya justicia y no queden en la impunidad. Si no, que vengan organismos internacionales a investigar”, afirmó la mamá de Yesner.

Erick Andrés Cubillo, un civil trabajador de Enatrel central, es otra de las víctimas de abril que no tenía nada que ver con las protestas.

Katherine Álvarez, esposa de la víctima, confirmó que Cubillo murió por una hemorragia pulmonar producto de tres disparos, el viernes 20 de abril.  “Él no era parte de las protestas. Había ido al Hospital Bautista para una consulta médica, de ahí salió hacia Metrocentro para abordar el bus que lo llevaría hasta Enatrel central, en Ciudad Sandino”, contó.

“Cuando él iba a buscar la ruta se armó la trifulca y le dispararon. Nos desgració la vida, mi esposo deja en la orfandad a una niña de 2 años y un varón de 7”, relató Álvarez, quien también denunció el caso ante la Fiscalía.

 Instalan altar en honor a los caídos

El mismo día, Juan Carlos López Martínez, un joven de 24 años, corrió con la misma suerte en Ciudad Sandino. Murió producto de un impacto de bala en el pecho cuando se dirigía hacia su casa y pasó cerca de donde se desarrollaban las protestas. 

María Graciela Martínez, hermana del fallecido, dice que “él no estaba involucrado en las protestas, iba para su casa, él es un civil caído”. 

En Managua, Darwin Manuel Urbina, de 29 años, murió de un disparo en el cuello en el sector de la Upoli el jueves 19 de abril, cuando regresaba de su trabajo. En el trayecto se vio atrapado por  enfrentamiento entre manifestantes y fuerzas antidisturbios, según un informe del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Al día siguiente en el barrio La Fuente, de Managua, Ismael José Pérez Vílchez, de 32 años, fue ultimado de un balazo en el pómulo izquierdo mientras resguardaba un supermercado para evitar los saqueos, según detalla un informe del Cenidh.

A espera de un diálogo nacional, Nicaragua mantiene presión en las calles

Kevin Josué Rivas González es otro joven que resultó herido cuando regresaba de su trabajo. Según sus familiares, tampoco era parte de los manifestantes. Estuvo varios días ingresado en el Hospital Lenín Fonseca y falleció el 23 de abril.

UN PERIODISTA

El periodista blufileño Ángel Gahona es otra víctima. El momento de su muerte quedó capturado en su teléfono celular al recibir un disparo en la cabeza mientras hacía una transmisión en vivo a través de Facebook.  El periodista daba cobertura a las protestas, pero no era parte de las mismas.

La última víctima confirmada por el Cenidh es Nelson Téllez Huete, un joven de 35 años, quien no participaba en las protestas y a quien “le dispararon a quemarropa” cuando se encontraba en una calle de Ciudad Sandino, denunció su familia.

 Fideg pide llevar a los tribunales a responsables de muertes en protestas de Nicaragua

A Nelson Enrique Téllez Huete lo hirieron la noche del viernes 20 de abril cuando se encontraba a unas cuadras de su casa, en la Zona 4 del municipio de Ciudad Sandino, junto a Juan Carlos López Martínez, quien también fue alcanzado por las balas y murió.

 Instalan altar en honor a los caídos

Téllez Huete permaneció doce días en condición crítica en el Hospital Antonio Lenín Fonseca, donde fue declarado muerto el pasado 2 de mayo.

Todas las familias de las personas que murieron en el marco de las protestas siguen demandando justicia, a través de denuncias ante organismos de Derechos Humanos y entidades gubernamentales.