•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiantes de la carrera de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) que han participado en las protestas desde el pasado 19 de abril, denunciaron que se les está negando el derecho a ingresar a su facultad, por lo que se declaran víctimas de “persecución y amenazas”. 

Uno de los estudiantes de Medicina afectados por la medida, bajo condición de anonimato, expresó que desde el viernes 20 de abril a todos los estudiantes de esa carrera que se sumaron a las manifestaciones se les niega el ingreso al anexo del Hospital Escuela Óscar Danilo Rosales (Heodra) en donde realizan prácticas profesionales y que está bajo tutela de la universidad. 

El universitario también aseguró que les fue bloqueado el acceso al recinto central de la UNAN-León, cuando una Comisión de Universitaria pretendía exponer la situación de los estudiantes de Medicina ante la rectora de la UNAN-León, Flor de María Valle.

A través de un comunicado el Movimiento Estudiantil 19 de abril, en León, anunció que las clases no se van a reanudar este lunes el 7 de mayo, mientras las autoridades no den respuesta a sus demandas e inicie al diálogo nacional.

El Nuevo Diario intentó comunicarse con la rectora Valle y con el doctor Jorge Alemán, decano de la Facultad de Medicina, pero ninguno atendió nuestras llamadas.