•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los universitarios de León que pertenecen al Movimiento 19 de Abril han convocado a plantones este lunes en la Universidad Nacional Autónoma, donde las autoridades han llamado a reanudar las clases.

El Concejo Universitario de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), decidió reanudar las actividades académicas a partir del 5 de mayo, después de más de quince días de protestas.

Según explicaron hoy las autoridades en un comunicado, este sábado las clases iniciaron con normalidad, con el 80% de la asistencia de los estudiantes.

“Se pudo constatar que en las distintas facultades la asistencia de estudiantes y profesores fue satisfactoria”, explica el documento, el cual expresa que este lunes también habrá clases en la modalidad regular.

Sin embargo, los líderes del Movimiento 19 de abril en León están convocando para este lunes a realizar plantones en distintos puntos de la universidad.

“Solicitamos el apoyo de todos los estudiantes con conciencia de causa, que han visto las noticias y conocen que hay más de 60 compañeros fallecidos, y les pedimos que nos acompañen este lunes a las protestas, que se harán en la mañana y en horas de la tarde frente al Paraninfo, para que nuestras demandas sean escuchadas”, explicó uno de los universitarios auto convocados.

Según el universitario, no hay condiciones para recibir clases en las universidades, además desmintió a las autoridades de que las clases se desarrollen de manera normal, porque la mayoría de estudiantes son provenientes de los departamentos.

“Desde el momento que las autoridades, que se supone velan por el derecho de los estudiantes, fueron las que propiciaron el tiempo necesario para que las fuerzas antimotines y las fuerzas de choque del partido gobernante nos atacaran, desde ese momento perdieron credibilidad”, resaltó el universitario.

Las protestas en Nicaragua comenzaron el 18 de abril y dejaron al menos 45 muertos, según el Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh).

Debido a las protestas, la UNAN-León suspendió la clases y ahora los estudiantes han llamado a plantones.

En distintos municipios la población mantiene sus marchas y han seguido ocurriendo enfrentamientos, aunque no tan violentos como los que se dieron entre el 18 y el 22 de abril.