•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, deunció hoy la "oscura nube de tiranía" que pesa sobre Cuba, Venezuela y Nicaragua.

Pence dijo en español "¡Que viva Cuba libre!" y condenó "la represión en Nicaragua y Venezuela, en un discurso ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

En su intervención, el vicepresidente estadounidense expresó la enérgica condena de Estados Unidos a la "represiva" y "letal" respuesta del gobierno de Ortega a las protestas del pueblo nicaragüense y sus demandas de una reforma democrática en el país

"Estados Unidos condena estas acciones brutales en los términos más enérgicos posibles. Llamamos al gobierno de Ortega a permitir que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ingrese a Nicaragua", dijo.

"Nos unimos a las naciones de todo el mundo para exigir que el gobierno de Ortega responda a las demandas del pueblo nicaragüense de una reforma democrática y haga rendir cuentas a los responsables de la violencia", agregó Pence.

"El pueblo de Nicaragua merece algo mejor que el recrudecimiento de la represión del gobierno", aseguró, generando aplausos en la sede de la OEA en Washington.

Estas declaraciones se suman a otras que Pence brindó el pasado 2 de mayo.

En esa ocasión, Pence también denunció una “represión” de las protestas en Nicaragua y dijo que el gobierno de Donald Trump se mantendrá firme ante los “opresores” en ese país centroamericano, en Cuba y en Venezuela, para promover la “libertad” en el continente.

La CIDH, ente autónomo de la OEA, informó el jueves pasado que Managua había rechazado un pedido de visita al país.

Las protestas en Nicaragua, iniciadas el 18 de abril contra la anunciada reforma del sistema de pensiones, han dejado ya 46 muertos y más de 400 heridos en todo el país, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH), un organismo independiente.