•  |
  •  |
  • END

GUATEMALA / AFP

Las autoridades sanitarias centroamericanas intensificaron este lunes las medidas de prevención contra la gripe porcina, que ha dejado decenas de muertos confirmados en México, mientras en Guatemala un paciente que tuvo contacto con cerdos en el sur mexicano presentaba síntomas de la enfermedad.

Si bien no se ha registrado ningún enfermo de gripe porcina en América Central, tres casos sospechosos eran analizados en Guatemala y cinco en Costa Rica, mientras las autoridades informaban que la llegada de la virus es “inminente” debido al masivo movimiento de personas hacia y desde México, incluida la deportación desde este país de unos 4,000 indocumentados centroamericanos en abril.

En Costa Rica las autoridades desestimaron nueve de los 14 casos sospechosos de tratarse de esta enfermedad, que afecta principalmente a México, que comparte una frontera de 900 kilómetros con Guatemala.

Los médicos del Hospital San Juan de Dios de Guatemala analizaban el caso de un guatemalteco de 29 años que trabajaba en una finca de Chiapas, sur de México, donde tuvo contacto con cerdos, dijo a la AFP la portavoz del sanatorio, Ana Luisa Olmedo.

“Llegó al hospital procedente de un área de México, con sintomatología parecida a la de la gripe porcina, por lo que de inmediato se le aisló y se efectúan los análisis para determinar si sufre este padecimiento o no”, explicó Olmedo.

En Honduras se implementaron medidas como “la vigilancia intensificada y control de personas con síntomas respiratorios en puntos de entradas aéreas, terrestres y marítimas”, anunció en cadena de radio y televisión el ministro de Salud, Carlos Aguilar.

Las autoridades salvadoreñas también activaron un plan de contingencia por la “emergencia sanitaria” ante “la inminente” llegada de la gripe, y recomendaron “no viajar” a países donde hay casos de la enfermedad, dijo el Sistema Nacional de Salud.

No ingerir antivirales

En Costa Rica las autoridades pidieron a la población no ingerir antivirales como medida preventiva, pues su consumo indiscriminado puede provocar que los virus se vuelvan resistentes.

Nicaragua prohibió la importación desde México de cerdos y productos derivados, mientras que Panamá activó un Comité de Emergencia en que participan todos los ministerios.

Además, desde el domingo, médicos panameños están en el Aeropuerto Internacional de Tocumen examinando a los pasajeros procedentes de Estados Unidos y de México.

América Central tiene un activo movimiento de personas con México, país que este mes (hasta el día 20) ha deportado hacia Guatemala a 3,781 indocumentados centroamericanos, según la Dirección de Migración guatemalteca.

Guatemala declaró el domingo una alerta amarilla y estableció un cordón sanitario con el resto de Centroamérica, y en el Aeropuerto Internacional La Aurora fue habilitada una clínica, dijo el viceministro de Salud, Ludwig Ovalle.

“La gravedad que pueda tener este virus a nivel mundial no se conoce, porque es un virus nuevo”, declaró el ministro de Salud guatemalteco, Celso Cerezo.