Luis Galeano
  •  |
  •  |
  • END

El gerente general de Tecnologías y Sistemas Sociedad Anónima (Tecnosa), Luis Adrián Pichardo, se negó a comentar para EL NUEVO DIARIO los despidos de empleados que se dieron la semana pasada, y se limitó a echar bendiciones.

“Hermano, lo único que te puedo decir es que ustedes mienten, son mentirosos y que Dios los bendiga”, dijo Pichardo al ser contactado telefónicamente.

Tecnosa, propiedad del tesorero del partido Frente Sandinista, multifuncional empleado del gobierno y gestor de comercio de las empresas movidas bajo el abrigo de la cooperación venezolana, Francisco López Centeno, despidió a más de 50 trabajadores de su plantel por supuesta iliquidez.

“Te repito: Que Dios te bendiga hermano, en el nombre de Jesús, oíste”, repitió en una segunda llamada Pichardo, para luego colgar.

Trabajadores despedidos de la empresa, revelaron a EL NUEVO DIARIO los entretelones de la crisis financiera que afecta a Tecnosa, los cuales revelan que sin la sombra de los fondos públicos que les fueron asignados en una buena cantidad de proyectos gubernamentales dados sin licitación pública, la empresa no prosperó.

Este medio, incluso, tiene varias de las cartas de despido firmadas por Pichardo, en las cuales les indica a los que hasta hace poco eran sus empleados, que la situación económica los obliga a deshacerse de ellos.

“(…) la empresa en la cual nos encontramos sin realizar proyectos ni futuros ni a corto plazo, lo que conlleva a decisiones difíciles en el aspecto humano, como es la reducción del personal excedente que en nuestras empresas se encuentra laborando”, explica la carta de los afectados que construyeron las casas del proyecto “El Pueblo Presidente” y ni siquiera lograron que les dieran una.

Antes de despedirse, “con la confianza en Dios nuestro Señor”, Pichardo les avisó a sus empleados que de lograr obtener nuevos proyectos “se le tomará como la primera opción para ser contratado nuevamente”.