•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Jenny Lincoln, representante regional del Centro Carter, está en Managua, ha sostenido reuniones con figuras de varios sectores y ha dicho que están dispuestos a apoyar el diálogo nacional que ha sido convocado en Nicaragua, pero que sigue sin fecha de inicio.

"Estamos aquí para escuchar a la gente y averiguar si hay un rol para la comunidad internacional, incluyendo al Centro Carter", dijo Lincoln luego de sostener un encuentro con representantes del sector privado en Managua, esta mañana.

"Nos reuniremos con todos los sectores interesados en un futuro seguro y democrático en Nicaragua, vamos a escuchar para saber cuáles son las prioridades en un diálogo nacional", agregó.

Juan Sebastián Chamorro, quien participó en la reunión, dijo que el Centro Carter se puso a la orden mostrando su disposicion de ayudar en lo que sea necesario.

El Centro Carter "quería una opinión del sector privado", dijo Chamorro, director ejecutivo de el Funides.

Chamorro manifestó la preocupación que existe por los hechos de violencia ocurridos en Nicaragua, expresando que no debe romperse el hilo que conduce al diálogo.

El director de Funides recordó que desde 1990 el Centro Carter ha realizado acciones de respaldo para que en Nicaragua se mantenga la paz.

Los protestantes en Managua. Archivo/END

El Centro Carter ya se reunió con representantes de los partidos políticos, explicó Lincoln, sin brindar detalles.

Desde el 18 de abril Nicaragua sufre una serie de protestas, que ha dejado al menos a 47 personas muertas.

Por la crisis, el sector privado propuso un diálogo, que el gobierno aceptó.

La iglesia Católica participará como mediadora y testigo, mientras que los estudiantes universitarios, que dirigen las protestas en Nicaragua, han condicionado su presencia a que se suspendan los ataques que han sufrido.