•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Decenas de jóvenes, en su mayoría universitarios, continuaron ayer las protestas en Managua exigiendo justicia por los muertos de abril y el cese a la violencia en Nicaragua.

Los manifestantes reinstalaron las cruces en memoria de los muertos que dejaron las protestas contra las reformas al seguro social que iniciaron el 18 de abril, colocaron velas y flores en memoria de los caídos y cubrieron de arena el alquitrán que amaneció la mañana de ayer a orillas de la rotonda Jean Paul Genie.

Los universitarios se reunieron ayer en la rotonda Jean Paul Genie, donde abogaron por la paz y el cese a la violencia.

Las últimas tres semanas , la rotonda Jean Paul Genie ha sido un punto clave de concentración de jóvenes, donde han instalado altares improvisados y efectuado vigilias, pero la madrugada de ayer las cruces fueron destruidas y alrededor de la rotonda rociaron alquitrán (aceite negro) y pedazos de vidrios. 

Desde tempranas horas los jóvenes se reunieron con palas, escobas, pintura y madera para reponer las cruces destruidas. 

“En la madrugada destruyeron las cruces y regaron vidrios en toda la rotonda. El Gobierno quiere borrar la memoria colectiva, pero no lo va a conseguir. Seguiremos en las calles por nuestros muertos. No nos van a detener”, comentó Rafael González, estudiante de Administración de Empresas.​

Una imagen de la Virgen de Cuapa que fue colocada al centro de la rotonda por pobladores de Ticuantepe y Veracruz fue adornada con flores y velas y hoy se construirá una base de concreto para colocarla en un lugar más alto y vistoso, dijeron los manifestantes. 

Los universitarios recolectaron dinero para comprar la arena, pintura y madera para las cruces. En el centro de la rotonda fue colocada una pequeña valla con la leyenda: “Respeten el luto, no más vandalismos, no más violencia, no más muertes”. 

Los manifestantes reinstalaron las cruces en memoria de los muertos. Melvin Vargas/END

Queman atúd 

Decenas de jóvenes marcharon a orillas de la rotonda con un ataúd en hombros, el cual representa el Estado de Derecho, y fue quemado en señal de protesta al sistema actual. 

“Nosotros los jóvenes vamos a seguir en las calles, principalmente, porque queremos justicia verdadera, pero también luchamos porque la democracia tiene que volver a Nicaragua”, dijo una estudiante de Odontología. 

A la manifestación se unieron miembros de la Asociación Nacional de Abogados y Notarios Públicos de Nicaragua.