•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), ente regulador del sector, convocó para mañana a una reunión con los proveedores de servicio de Internet para discutir sobre los ataques que Anonymous ha hecho a portales gubernamentales.

El presidente ejecutivo del estatal Telcor, Orlando Castillo, indicó en una carta pública que en ese encuentro esperan "explorar soluciones en función de mitigar futuros ataques que se planeen ejecutar" por el Grupo de Hackers Anonymous.

"Es importante coordinar un centro de respuesta a ciberataques que nos permita brindar soluciones efectivas con el mejor tiempo de respuesta", anotó el ente regulador de ese sector.

Castillo explicó que "los servicios en línea prestados por el Estado a nuestros ciudadanos y a sector privado, son un factor que contribuye al desarrollo social y económico de nuestro país, por lo cual es de importancia estratégica la protección de los recursos informáticos de las instituciones públicas y privadas".

Recordó que recientemente dichos recursos han sido blanco de ataques para extraer, manipular y destruir información por el Grupo de Hackers Anonymous.

El movimiento Anonymous Nicaragua se ha atribuido ataques al portal de la Policía Nacional, al portal gubernamental el 19 Digital, al Canal 6 de televisión, la Asamblea Nacional, el Instituto Nicaragüense de Cultura, el Instituto Nicaragüense de Aeronáutica Civil, Juventud Presidente, Procuraduría General de la República y el Registro Público.

Los ciberataques se dan por las protestas en Nicaragua. Archivo/END

Durante las últimas dos semanas, todos estos sitios web se vieron afectados en mayor o menor medida por los ataques informáticos perpetrados por Anonymous en protesta por las víctimas de los enfrentamientos violentos de Nicaragua.

La Policía Nacional ha sido uno de los cuerpos más señalados por la represión contra los estudiantes junto con las fuerzas de choque del Gobierno.

Nicaragua atraviesa una crisis que hoy cumple 23 días, debido a multitudinarias manifestaciones a favor y en contra del presidente Daniel Ortega, que comenzaron con protestas en rechazo a unas reformas a la seguridad social y que continuaron a pesar de que el Gobierno revocó esos cambios.

Desde que comenzaron las protestas los enfrentamientos violentos causaron al menos 47 muertos, la mayoría entre el 18 y el 22 de abril pasado, según el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), mientras que otras organizaciones humanitarias elevaron a 63 el número de los fallecidos.

Nicaragua está pendiente del comienzo del diálogo que protagonizarán el Gobierno y el sector privado, con la Conferencia Episcopal (CEN) como mediadora, aunque todavía no se ha establecido una fecha para su celebración.