•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Motorizados de Monimbó, Masaya, viajan a Managua para brindar su respaldo a los protestantes que hoy han sufrido dos ataques en la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), dejando a un número no precisado de víctimas.

Los motorizados han hecho pública su decisión en las redes sociales, luego de conocerse que un grupo de protestantes en la Upoli sufrió un ataque esta noche.

En la Upoli han ocurrido dos ataques este jueves, uno en la madrugada y otro por la noche, con un número no precisado de víctimas.

Los protestantes, atrincherados en esa universidad desde el 19 de abril, afirman que son simpatizantes sandinistas y policías quienes han cometido los ataques.

Haste el momento, ningún representante de la Policía Nacional se ha referido al tema.

En los alrededores de la Upoli está impedido el tránsito en estos momentos, pues se han instalado barricadas.

Además, los pobladores en los alrededores de la Upoli hacen sonar sus cazuelas, en señal de respaldo a los protestantes.

Los motorizados que viajan desde Monimbó son los mismos que se han trasladado a Niquinohomo y Catarina para respaldar a los protestantes durantes los conflictos que han ocurrido en las últimas semanas.

El sector de la rotonda la Virgen, cerca de la Upoli, esta noche. Bismarck Picado/END

Nicaragua ha sufrido una larga jornada de protestas este jueves, que incluyen tranques en Chontales y Matagalpa, y protestas de los taxistas en Managua, Carazo, Rivas, Chontales y Ciudad Sandino.

Mientras, una Comisión  de la Verdad informó que se contactará con la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) para impulsar una investigación sobre los hechos de violencia ocurridos durante las protestas de abril.

Esa Comisión de la Verdad, sin embargo, no tiene el respaldo ni de los estudiantes, ni de la empresa privada.

Finalmente, el gobierno indicó que la iglesia Católica tiene en sus manos definir la fecha en la cual comenzará un diálogo para tratar la crisis en Nicaragua.

Las protestas en Nicaragua han dejado al menos a 47 muertos, cinco de ellos en sectores cercanos a la Upoli.

Los protestantes de la Upoli sostienen que los heridos son enviados al hospital Vivian Pellas.