•   Chontales, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Eran aproximadamente la 1:30 de la tarde de ayer viernes cuando el féretro de Kevin Antonio Valle Aguilar, de 18 años, fue recibido con honores por familiares, amigos, campesinos y pobladores en el empalme de Lóvago, jurisdicción de San Pedro de Lóvago, donde se mantiene un tranque indefinido desde el pasado jueves. 

Los mismos campesinos que mantienen los tranques en el sector de la Váscula y en el Empalme de Lóvago, ubicado en el centro del país, realizaron una cadena humana y entonaron el Himno Nacional de Nicaragua.

“Kevin, Kevin, Kevin” gritaban una y otra vez la población, quienes exigían justicia por su muerte. 

A muchos de los presentes se les veía llorar por la muerte del joven, quien cursaba quinto año de secundaria en un instituto privado de Linda Vista, en Managua.

“Estábamos en la esquina del colegio República de Argentina, de repente salió una camioneta blanca de la Alcaldía llena de chavalos, cuando llegaron a la esquina bajaron los vidrios de las ventanas y comenzaron a dispararnos, entonces sentí que me ardía la espalda y me caí, me levantaron mis otros compañeros, cuando el otro (Kevin Valle), me dijo me dieron y se cayó y ahí quedó”, narró Kener Jiménez, quién estaba con el hoy occiso cuando se dieron los hechos. 

Jiménez, dijo que en esa esquina donde se encontraban jugando naipe, estaban con un grupo de 7 jóvenes, pero que solo 3 de ellos fueron baleados. 

Solo jugábamos

“No estábamos en la protesta, solo jugábamos. Los que nos dispararon andaban encapuchados con pañoletas, camisetas, armas hechizas, AK”, agregó Jiménez.

Kevin Antonio Castillo, quien también se encontraba con el hoy fallecido, dijo que el suceso ocurrió a las 9:00 de la noche y que los atacaron a quemarropa.

Kevin Valle era oriundo del poblado de La Gateada, del municipio de Villa Sandino, Chontales, donde hoy será velado y mañana será sepultado. 

El tío de Kevin, Manuel Valle, al igual que su papá Bismark Valle y resto de familiares, amigos y el campesinado que se mantienen en los tranques en el sector de la Váscula y del Lóvago, exigen justicia por la muerte del joven. 

“Esto no se va a quedar en vano. Tiene que haber una investigación”, dijo Manuel Valle, tío de Kevin. 

“Pido justicia por el muchacho. Cómo lo mataron por gusto. Que se investigue (su muerte)”, manifestó Bismark Valle, papá del occiso.