•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A partir de las 2 de la tarde de ayer, las últimas unidades del Transporte Urbano Colectivo (TUC) dejaron de correr por las calles de Managua, mientras en los buses interlocales de la ruta entre los departamentos de Carazo y Rivas hacia Managua, no circularon este viernes.

Centenares de trabajadores tuvieron que retornar a sus hogares a pie, caminando en grupos o en haciendo uso de taxis, cuyos conductores activos se aprovecharon de la situación para incrementar el costo del pasaje, con un mínimo de C$50 en cortas distancias, mientras otros grupos del gremio independiente se quejaban por el alto costo del combustible.

 Lea: Gobierno de Nicaragua acepta garantías de la Conferencia Episcopal para iniciar diálogo

Otros que lograron sacar ventaja de la suspensión del transporte colectivo y la ausencia de policías de tránsito, fueron conductores de camionetas piratas, que transportaban a la gente por C$10 y C$20, dependiendo de la distancia. Estos vehículos se trasladaban totalmente llenos, con la punta de la tina raspando el asfalto.

Fuentes de las cooperativas de transporte colectivo señalaron que cada vez es más peligroso circular por la capital, ya que no solo se trata de las protestas contra el Gobierno, sino que hay una serie de tranques en las rotondas que son un riesgo para sus unidades y los conductores.

“El combustible caro, gastando más por dar grandes vueltas y todavía estamos corriendo el riesgo de que nos dañen las unidades”, expresó un presidente de cooperativa que prefirió el anonimato, ya que por órdenes gubernamentales tienen prohibido hablar con los medios de comunicación independientes.

Orden de parar

Miembros directivos de cooperativas señalaron que giraron la orientación de suspender el servicio este viernes, sin señalar cuál fue la autoridad superior que les dio esa orden. 

Para hoy sábado los transportistas de las rutas urbanas de Managua se reintegrarán a las labores normales, pero la afluencia de unidades será menor pero se desconoce si también suspendan temprano el servicio, lo que dependerá de las protestas.

 Lea más: Taxistas también hacen plantones

En un recorrido hecho por El Nuevo Diario, este viernes, observó tres tranques fuertes alrededor de la ciudad, el de mayor problema en la rotonda de Ticuantepe, donde los transportistas de mototaxi cerraron los cruces de carretera a Masaya hacia Managua y viceversa, así como las vías a Ticuantepe y a Veracruz.

Los taxistas han protestado en Managua por el alza del combustible. Foto: Orlando Valenzuela / END.Su demanda es la reducción del costo del combustible, ya que las continuas alzas han mermado sus ganancias. 

“Vino el comisionado (Julio) Sánchez y platicamos con él. Acordamos que cada 15 o 20 minutos daremos pasada a los vehículos y mantendremos nuestra protesta de forma pacífica. Aquí no hay banderas políticas, reclamamos, porque ya no podemos más”, alegó uno de los protestantes que se identificó como Carlos F.

Otros tranques, pero de los taxistas independientes, se ubicó en la rotonda Rubén Darío y la rotonda El Periodista, puntos donde se dedican a marcar con pasta líquida para zapatos la leyenda “Yo apoyo el paro”, refiriéndose al paro del sector selectivo.

Cierran terminal

En la rotonda El Periodista los conductores del transporte selectivo no permitieron que las unidades de buses continuaran hacia el oeste, por la pista Juan Pablo II, sino que dieran la vuelta por el norte, hacia rotonda El Güegüense.

Otro punto con taxistas en protesta fue de los semáforos del mercado El Mayoreo, 100 metros hacia el oeste, donde también hacían pintas en los vehículos.

La terminal de buses del mercado Roberto Huembes, luego del rumor de saqueo, fue cerrada por los comerciantes y el transporte interurbano que se dirige hacia Granada, Masaya, Rivas y Carazo, fue suspendido.

La cooperativa Sapasmapa, ubicada en Jinotepe, municipio del departamento de Carazo, con la ruta hacia Managua por el municipio de la Concepción, paralizó operaciones.

 Además: Cadetes de mototaxis en paro en Diriamba, Carazo

Según uno de los conductores, el paro de esta ruta estaba planificada con anterioridad, por el incremento incontrolado del combustible.

“La ruta de nosotros es por ‘La Concha’ y hay tranques. No podemos arriesgar a los usuarios, a nosotros mismos y a las unidades, además estamos demandando que el combustible baje su precio”, alegó el conductor, quién evitó identificarse.

Así el transporte por la carretera Jinotepe-Concepción está totalmente suspendido, y se consideró que a medio día otras cooperativas también se sumaran al paro en el transporte.

En paro, taxis de los departamentos

Los más de 400 taxistas legales de la ciudad de Jinotepe, Carazo, se declararon ayer en  tranque y paro total indefinido en el lugar conocido como Hulesa, en demanda de una baja en el combustible.

“Esto es el pueblo, no derecha ni izquierda, estamos parando nuestras labores aun sabiendo que tenemos familias que mantener, pero estos atropellos son demasiados. El combustible está por las nubes y nosotros somos los afectados, no tenemos miedo y vamos a estar aquí hasta obtener respuestas positivas”, dijo Eddy Cajina, representante de la comisión de taxistas legales.

El paro parcial de taxistas continuó ayer en varios departamentos del país. Foto: Nayira Valenzuela / END.Al lugar se hizo presente el segundo jefe de la Policía Nacional de Carazo, el comisionado mayor Javier Gutiérrez, quién dijo a los manifestantes que no obstaculizaran la vía para evitar congestionamiento.

Por otra parte, también fue suspendido el transporte interurbano de Rivas a Managua, por los tranques colocados en diversos puntos del país y por la poca demanda de pasajeros.

René Villarreal, vicepresidente de la Cooperativa de Transporte de Rivas, Cotrari, confirmó que los propietarios de los buses  que cubren la ruta directa entre la capital y las ciudades de Rivas, San Juan del Sur, San Jorge y la frontera de Peñas Blancas, optaron por guardar sus unidades.

“En horas tempranas de este viernes  salieron de Rivas tres buses, pero no lograron llegar hasta Managua, así que se regresaron. Además, no hay pasajeros y no podemos estar arriesgándonos a que nos quemen los buses”, explicó.

El transportista Léster Siézar aseguró que él fue de los que logró sacar dos de sus unidades, pero que solo una logró retornar a Rivas.  

“Uno de los buses no logró cruzar por un tranque viniendo de Managua hacia Rivas y decidí paralizar las unidades y esperar que  la situación se normalice, porque el costo del combustible también nos está asfixiando”, aseguró Siézar.

Los pocos transportistas que se arriesgaron a brindar el servicio trataron de llegar a Managua cruzando por la ciudad de Granada, para esquivar los tranques de Catarina  y Masaya.

Pese al esfuerzo, no lograron llegar más allá de la rotonda de Ticuantepe y los pocos pasajeros que se dirigían a Rivas o Managua, tuvieron que ingeniárselas para llegar a sus respectivos destinos.

El servicio de transporte colectivo  entre Rivas y Managua los brindan 35 buses ordinarios y 29 buses expresos, incluyendo los que unen la capital con Peñas Blancas, San Juan del Sur y San Jorge.

Hasta este viernes las otras rutas que unen la ciudad de Rivas con Granada y Jinotepe continuaban brindado el servicio, al igual que los buses intermunicipales de este departamento.