•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La alerta inició en el sector de El Novillo, donde un grupo nutrido de comerciantes y trabajadores impidieron el ingreso de más de una veintena de jóvenes que pretendían irrumpir en los negocios al parecer para apoderarse de mercancías.

La alerta se extendió en los sectores de Piñatas, Jabonería América y Gancho de Caminos, quienes cerraron sus tramos y se encontraban atentos ante cualquier movimiento sospechoso en el mercado.

El comerciante Jairo Maltés explicó que lo que está sucedió en el mercado Oriental, es un espectáculo montado estratégicamente para crear sicológicamente el terror. Explicó que se quiere crear inestabilidad para distraer la atención de lo que realmente sucede en el país. “Pero nosotros estamos dispuestos a defender lo que nos ha costado. Pero tienen un problema (el Gobierno) y  es que la ciudadanía los está observando y lo señala”, refirió Maltés.    

Otra comerciante, Nora González, reaccionó muy molesta con los intentos de saqueo, porque los comerciantes lo único que piden es que esta situación se componga, no quieren guerra, quieren trabajar tranquilos para pagar lo que deben. 

Según Pedro Mallorquín, jefe de los bomberos del mercado Oriental, ha habido una mala información en cuanto a que venían por diferentes partes, manipulando la mente de los comerciantes, quienes temerosos cerraron sus negocios por ser saqueados.

“Pero aquí  los comerciantes  se mantienen firmes cuidando los negocios y los bomberos dentro del mercado respaldando a los comerciantes para que sepa el pueblo”, Mallorquín.  Los comerciantes han levantado barricadas en el sector de Enabas y luego supuestamente quemaron un vehículo.

Huembes en alerta

Vigilantes de los parqueos del mercado Roberto Huembes aseguraron que en la zona de la terminal de buses interurbanos un grupo de 30 hombres intentaron robar en los tramos de ese punto, sin embargo, rápidamente fueron repelidos por los comerciantes, algo que los mismos comerciantes aseguraron que no hubo tal intento, pero alguien se dio a la tarea de alimentar la histeria en el mercado.

“El pánico se apoderó del mercado y creímos que estábamos siendo amenazados. Todos los que estamos aquí somos dueños de tramos y estamos resguardando lo que a todos nos ha costado sudor y lágrimas”, alegó Edwin Silva recordando que en la semana que se protagonizaron saqueos en supermercados y otros establecimientos, muchos retiraron la mayor parte de sus productos a lugares seguros.

Ante la situación, la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Commema) que  administra el centro de compras ubicado en el Distrito V, cerró las cortinas de rejas del galerón principal, pero buena parte de los comerciantes quedan expuestos porque tiene sus tramos en galerones pequeños, en la parte exterior y tramos en los pasillos, la zona de plaza Ana María y la terminal de transporte interurbano.

Otros comerciantes consiguieron morteros y restringieron  el ingreso por el costado de las salidas de los buses interurbanos, hacia la Dirección de Tránsito Nacional, además de la entrada del parqueo.

Temen saqueos en Masaya

También los comerciantes del mercado Ernesto Fernández de Masaya, han decidido sacar sus mercaderías y abandonar sus tramos ante la amenaza de saqueos, desde el mediodía de ayer.

“Este mercado es grande y obviamente los delincuentes se van a aprovechar de la crisis que estamos viviendo para llevarse todo lo que puedan. Mi negocio ha quedado vacío y voy a regresar hasta que todo esté calmo, porque aquí estamos temerosos de que nos maten por asaltarnos”, aseguró Virginia Barahona, comerciante de zapatos.

En este centro de compras existe la presencia de agentes policiales realizando patrullaje, para evitar los saqueos en los distintos establecimientos del mercado, sin embargo, los comerciantes esperan que hoy puedan retornar a sus labores.