•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Familiares del universitario estudiante de Finanzas Edgardo Barrera, de 30 años, quien es uno de los 40 que resultaron heridos durante los enfrentamientos contra antimotines y pro-Gobierno la madrugada del viernes en las inmediaciones de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), confirman que recibió un tiro de escopeta en la tetilla derecha y fue remitido a cirugía en el hospital Vivian Pellas.

“En la madrugada (del viernes) nos avisaron que lo habían herido de un tiro en la Upoli y que se lo llevaron al hospital Alemán Nicaragüense, fuimos pero ese hospital no estaba atendiendo a los universitarios”, así que “nos movimos al Vivian Pellas hoy (ayer) a eso de las 8:00 a.m. En admisión nos confirmaron que entró a cirugía en la madrugada y que se encontraba en sala de recuperación, por eso no pudimos verlo”, manifestaron familiares de Barrera quienes demandaron el anonimato por seguridad. 

Estable

A eso de las 2:00 de la tarde de ayer los familiares del estudiante herido, a través de una llamada telefónica le informaron a El Nuevo Diario que se encontraba estable, y que miembros de la familia y amigos lograron verlo.

Además indicaron que pronto sería dado de alta y que por temor a represarias se negaron a compartir una fotografía del universitario y  que cancelaron sus cuentas personales.

“Él ya está estable, tememos que haya represalia en su contra por andar apoyando a los universitarios que se encuentran atrincherados en la Upoli, por eso cancelamos sus cuentas personales, no circular fotografías de él y omitir nuestros nombres”, expresaron. 

Estudiantes de la UNA fueron intoxicados con alimentos alterados

Atentado • Autoridades de la Universidad Nacional Agraria recomendaron a  todos los miembros de la comunidad universitaria no consumir ningún tipo de alimentos y/o bebidas de fuentes desconocidas, ya que algunos estudiantes presentaron efectos tóxicos que pusieron en peligro su vida, después de consumir alimentos por personas que entregaron víveres durante las protestas que se realizaron ayer.

“Repudiamos firme y categóricamente el hecho de que las personas de identidad desconocidas entregaran alimentos y bebidas que por sus efectos indicaban que contenían algún tipo de sustancias tóxicas, poniendo en peligro la salud de los estudiantes que pacíficamente protestaban en las afueras de la universidad la mañana de hoy (ayer)”, manifestaron a través de un comunicado firmado por Ivette Sánchez Mendioroz, secretaria general de esta casa de estudios superiores. 

De acuerdo con el comunicado, los jóvenes afectados fueron trasladados a diferentes centros hospitalarios públicos y privados en donde se les brindó la atención necesaria, “varios ya han sido dados de alta y otros continúan en observación”, afirman. 

Además la información asevera que “se ha orientado al comedor de nuestra universidad que extremen las medidas de seguridad en los alimentos y bebidas que se vayan a preparar y servir”.