•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cardenal Leopoldo Brenes pidió esta noche el cese a la violencia que se registra en este momento en la ciudad de Masaya.

“Lamento los incidentes en Masaya es verdaderamente triste que los hermanos nos estemos enfrentando, pido a las personas que tratemos de parar esta situación que está llevando más dolor a las familias de Nicaragua”, reiteró el cardenal.  

Lea: Fuertes enfrentamientos en Masaya dejan un muerto e incendio en mercado de artesanías

Los fuertes enfrentamientos de hoy en Masaya, han dejado al menos una persona fallecida, un herido y cuantiosos daños materiales.  

"Pido a todas aquellas personas que de una u otra forma tienen injerencia para poder parar esta situación, que lo hagan lo más pronto posible para que evitemos otra muerte", reafirmó Brenes. 

“La virgen María está derramando sus lágrimas al ver como los mismos hermanos no estamos atacando”, reafirmó Brenes. 

La Cruz Roja nicaragüense confirmó la noche de este sábado que han brindado al menos 43 atenciones a los pobladores de Masaya afectado durante los enfrentamientos de hoy.

Más: "Nos rafaguearon", dice amigo de Kevin Valle, muerto en protesta en la Upoli

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) reiteró ayer en conferencia de prensa, las garantías para poder iniciar el diálogo a la mayor brevedad posible. 

Entre las garantías que pide la Conferencia Episcopal está el cese de la violencia y la represión a las personas que se han salido a las calles a protestar de forma pacífica y permitir en el menor tiempo posible el ingreso de la Comisiíon Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para investigar y declarar las muertes y desapariciones de nicaragüenses. 

Lea: Sector privado, sociedad civil y estudiantes afirman estar listos para el diálogo

Otras de las garantías que pide la Conferencia Episcopal al Gobierno de Nicaragua es "dar señales creíbles de su voluntad de diálogo y paz, respetando la dignidad y libertad de las personas así como todos los derechos humanos de los trabajadores y ciudadanos, particularmente los empleados públicos, no obligándoles a asistir a eventos partidarios ni paralizando el transporte nacional para los mismos fines".