•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) pidió al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, permitir la visita de una delegación de la Comisión Interamericana de Derecho Humanos (CIDH) para que investigue las circunstancias de las muertes de decenas de personas en las protestas iniciadas el 18 de abril y para verificar el estado de los derechos humanos en el país.

“Rechazamos los actos de violencia de ayer (el viernes) que causaron múltiples heridos en Upoli. Lamentamos (la) muerte de (los) estudiantes  Kevin Joel Valle y Jimmy Parajón y acompañamos a sus deudos en su dolor. La Secretaría Gral de OEA solicita al Gob de Nicaragua que permita visita al país de @CIDH”, escribió Almagro en su cuenta de Twitter.

Además, Almagro hizo ver que la CIDH “insiste en la solicitud de anuencia a Nicaragua para visitar el país”.

El lunes pasado se conoció que la CIHD había solicitado al Gobierno su anuencia para permitir que una delegación de este organismo llegara al país para verificar in situ la situación de los derechos humanos de personas que protestan contra el Gobierno y por la cantidad de muertos registrados en las manifestaciones.

En un primer momento el Gobierno se negó, alegando que se debía dar tiempo al trabajo que las instituciones nacionales, como la Fiscalía y la Comisión de la Paz, Verdad y Justicia, nombrada por la Asamblea Nacional realizaran su trabajo de investigación de los hechos.

CIDH insiste

No obstante, la CIDH manifestó en un comunicado oficial, que tiene información sobre lo que ocurre en Nicaragua y que sabe que la ciudadanía duda de la neutralidad de los organismos nacionales designados para investigar la situación.

A mediados de esta semana que concluye, los miembros de la Comisión de la Verdad Paz y Justicia informaron que trabajarán con asistencia de organismos internacionales defensores de  los derechos humanos y que pedirían a la CIDH respaldo técnico para desarrollar sus labores.

Pero la CIDH explicó, a través de Antonia Urrejola, relatora de Nicaragua ante  CIDH, que para proceder con la asistencia técnica para la mencionada comisión, es indispensable visitar el país previamente para sostener reuniones con distintos sectores de la sociedad civil, con el fin de hacer una evaluación y diagnóstico serio” para “considerar la pertinencia de prestar el asesoramiento técnico”.

La llegada al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un organismo de la OEA, ha sido solicitada por los estudiantes y representantes del sector privado para que se investigue con neutralidad las muertes, detenidos y desaparecidos en las protestas, las que anoche continuaban en Masaya, Managua y otros departamentos del país.

Los obispos, que aceptaron ser mediadores y testigos del diálogo, también han llamado a permitir el ingreso de una delegación de la CIDH.