•   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Establecimientos comerciales del centro de Granada fueron saqueados por personas aún no identificadas en la madrugada del sábado.

En la noche del viernes hubo fuertes enfrentamientos en la ciudad colonial, en el sector de la calle Real Xalteva, entre fuerzas de choque del gobierno (Juventud Sandinista) y manifestantes antigubernamentales, que dejaron como resultado varias personas heridas.

 ​Enfrentamientos violentos en Masaya

Los dueños de tiendas han tenido que redoblar la seguridad y colocar puertas metálicas o láminas de zinc para evitar los robos durante los enfrentamientos nocturnos.

“Hemos contratado personal de seguridad por los saqueos. Durante las primeras protestas en el mes de abril, también ingresaron a robar en varios lugares, el día de ayer (viernes) había personal trabajando y aun así empezaron a tirar piedras para derribar las puertas y entrar; es lamentable esta situación porque son grandes pérdidas económicas”, dijo Julio Alexander Castro, comerciante de celulares.

Incendian maquinaria

 ​53 muertos en protestas

Según testigos, durante el enfrentamiento del viernes por la noche fueron utilizados morteros, armas hechizas, piedras y palos, y supuestos miembros de la Juventud Sandinista incendiaron una maquinaria de la Alcaldía, utilizada para los trabajos de mantenimiento en las calles.

“Está muy peligroso salir a las calles, el día de ayer en esta calle (viernes) hubo enfrentamientos toda la noche, tenemos mucho temor que ingresen a nuestras casas, la Policía no hace nada por detener estas luchas que atentan hasta contra nuestra propia vida, pese a que saben que los habitantes estamos vulnerables a ser atacados en cualquier momento”, aseguró Lilian Rosales, habitante de la calle Xalteva.

 ​Futuros médicos marchan exigiendo justicia

Margarita Hondoy, habitante de la calle La Merced, dijo: “Hasta aquí se escuchaban los morteros y las detonaciones, estamos muy vulnerables, no sentimos seguridad por parte de los agentes policiales, sabemos que la causa es justa y apoyamos a los estudiantes, porque no solo nuestras vidas están en riesgo, sino la de los mismos protestantes”.