•  |
  •  |
  • EFE

El presidente del Congreso de El Salvador, Norman Quijano, pidió hoy al Gobierno de Nicaragua cesar la "represión" contra los ciudadanos que protestan y celebró la llegada de representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

"Hacemos un llamado a que cesen los diferentes actos de represión de los ciudadanos, que se llegue a un proceso productivo de diálogo entre los diferentes sectores de la sociedad civil y el Gobierno", publicó Quijano en sus redes sociales.

El presidente de la Conferencia Episcopal nicaragüense, Leopoldo Brenes, estableció el próximo miércoles 16 de mayo a las diez de la mañana como la fecha definitiva para dar inicio a la mesa de diálogo nacional para poner fin a la crisis de Nicaragua.

"Desde acá exhortamos que este encuentro, en caso de darse, sea un diálogo que dé frutos, no puede ser un diálogo intrascendente que solo permita ganar tiempo al régimen", acotó el excandidato presidencial de 2014.

El diputado de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena), en la oposición desde 2009, destacó la "disposición al diálogo, especialmente después de conocer que el Gobierno de Nicaragua ha dado su visto bueno para la llegada de la CIDH".

Quijano también lamentó las muertes registradas durante las manifestaciones y señaló que espera que "Nicaragua retome el camino democrático por el bien de sus habitantes y de la región".

Nicaragua atraviesa una crisis que cumplió este lunes 27 días con una cifra de muertos que oscila entre los 54 y los 65, según las organizaciones humanitarias, y con más de 500 heridos, más de 200 por impacto de bala.