•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) anunció que el diálogo nacional iniciará a las 10:00 a.m. de este miércoles “aun cuando las circunstancias no son las más idóneas”, según el comunicado leído por el cardenal Leopoldo Brenes.

“Después de escuchar el clamor de una gran mayoría de la sociedad y conscientes de la gravedad de la situación que vivimos en el país, y aun cuando las condiciones para dicho diálogo no son las más idóneas, anunciamos el inicio del mismo para este miércoles 16 de mayo, a las 10:00 a.m., en el auditorio del Seminario Nacional Nuestra Señora de Fátima en Managua”, informaron los obispos de la CEN en un comunicado.

La CEN llama a todos los sectores, incluyendo el Gobierno, a que “como respaldo a este diálogo nacional, se esfuercen en mantener un ambiente propicio de tolerancia y respeto”.  Orlando  Valenzuela/END

El pasado viernes la CEN condicionó la convocatoria de la mesa de diálogo nacional al cumplimiento de una serie de “premisas ineludibles” por el Gobierno: anuencia para el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la supresión de los cuerpos paramilitares, el cese inmediato de la represión y el ofrecimiento por el Gobierno de “signos creíbles de su voluntad de diálogo y paz”.

Institucionalidad, la prioridad

Los obispos reiteraron este lunes que la expectativa en el diálogo sigue siendo “estructuralmente” el tema de la institucionalidad del país, con el objetivo de ir allanando el camino hacia su democratización.

“A través de la buena voluntad de las partes, la escucha atenta y las propuestas que hagan, esperamos llegar a acuerdos importantes que se traduzcan en decisiones concretas”, agregaron los obispos que servirán como mediadores y testigos en el proceso.

En su comunicado, la CEN llama a todos los sectores, incluyendo el Gobierno, a que “como respaldo a este diálogo nacional, se esfuercen en mantener un ambiente propicio de tolerancia y respeto, sobre todo, cuando se realicen manifestaciones pacíficas”.

“Tratemos de evitar todo lo que pueda desencadenar situaciones de violencia y que termine todo acto de saqueo”, exhortaron los obispos.

Los obispos también remarcaron que “la Iglesia no tiene soluciones para todas las cuestiones particulares, pero junto con las diversas fuerzas sociales, acompaña las propuestas que mejor respondan a la dignidad de la persona humana y al bien común”.

Cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, junto a los demás obispos. Orlando Valenzuel/END

Finalmente, la Iglesia convocó a sus fieles católicos a una jornada nacional de ayuno, oración y rezo el próximo viernes.

La mesa de diálogo nacional, que inicia este miércoles, tendrá como actores principales al Gobierno y a una representación del sector privado, la sociedad civil y los estudiantes, con la Conferencia Episcopal como mediadora y testigo.

La cita para instalar la mesa de diálogo fue fijada por los obispos tras 27 días de protestas en demanda de justicia para las más de 60 víctimas mortales reportadas por los organismos de derechos humanos.