•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un total de 65 personas fallecieron en el contexto de las protestas, que se han realizado en el país en los últimos 27 días, entre los que se cuentan cinco adolescentes, según un informe presentado ayer por Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y la Asociación Nicaragüense pro-Derechos Humanos (ANPDH). 

La CPDH sumó este lunes dos personas a la lista de fallecidos, uno de ellos fue identificado como Francisco Ponce Flores, de 22 años, quien resultó alcanzado por balas en la ciudad de Sébaco, Matagalpa. No obstante, los médicos que brindaron atención a los heridos no confirmaron la muerte de este hombre.

Mientras que en Managua, José Cuadra Aguilar, quien laboraba como vigilante en el mercado Oriental, falleció producto de un disparo, de acuerdo con el informe presentado ayer. 

Los defensores de derechos humanos apuntaron que la lista podría continuar aumentando, puesto que están en proceso de investigación los casos de otras 17 personas que podrían haber fallecido, de los cuales no se tiene registros precisos. 

 “Estas muertes no van a quedar impunes. Vamos a documentarlo, porque vamos a denunciarlo tanto a nivel nacional, agotar toda la vía interna, como a nivel internacional. Les aseguramos que vamos a incidir para que se haga justicia”, declaró Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH. 

Los dirigentes de la CPDH y la ANPDH indicaron que la presencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) es vital para “determinar la revisión general de los derechos humanos y la investigación de las muertes” para identificar a los culpables directos e intelectuales de los hechos.

Detenidos, heridos y desaparecidos

En el informe, la CPDH y ANPDH además reportan siete desapariciones y 20 ciudadanos heridos en protestas que permanecen hospitalizados, de los cuales siete están en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). Los organismos de derechos humanos reportan más de 500 heridos durante las manifestaciones que iniciaron el 18 de abril.

“Los reportes que tenemos suman más de 500 heridos entre los atendidos por la Cruz Roja Nicaragüense (CRN) y las unidades de atención de emergencias que se han creado a este efecto. Prácticamente, el 25% de los heridos son por heridas de bala. Hay otros con heridas de balas de goma, intoxicados por gases lacrimógenos y unas 20 o 30 personas que han sido asistidas por efectos de intoxicación de comida”, precisó Denis Darce, funcionario de la CPDH. 

Darce se refirió a tres personas reportadas como desaparecidas, cuyos familiares han buscado en los distritos policiales, cárceles y hospitales sin resultados. Mientras que los otro cuatro desaparecidos aún están en proceso de investigación. 

Entre el 18 de abril y este 14 de mayo, la CPDH ha recibido 50 denuncias de manifestantes que fueron detenidos ilegalmente durante las protestas y 15 que sufrieron agresiones en las cárceles. Por otro lado, 20 personas han acudido al organismo para denunciar amenazas y persecución, luego de participar en las manifestaciones. 

“Hay aproximadamente unas cien personas que están amenazadas; pero que no quieren poner denuncias porque eso implicaría ponerlos en un mayor nivel de riesgo”, subrayó Darce.