•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Unión Europea (UE) valoró hoy el establecimiento del diálogo en Nicaragua para superar la crisis que atraviesa el país, pero advirtió de que se debe respetar la libertad de expresión y el derecho a las protestas a fin de garantizar que esas conversaciones se desarrollen "en condiciones pacíficas".

El Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) indicó en un comunicado que "el establecimiento de un diálogo nacional que comenzará el miércoles 16 de mayo es una señal muy positiva para Nicaragua".

Francisca Ramírez es excluida de la mesa del Diálogo Nacional

La UE valoró las conversaciones promovidas por la Iglesia Católica y que contemplan la participación de todas las fuerzas políticas y opinó que decisión del gobierno de Nicaragua de invitar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a visitar el país "es otro paso necesario para verificar y defender la situación de los derechos humanos en Nicaragua".

En ese contexto, confió en que esa "visita pueda tener lugar lo antes posible", añade la nota.

Imagen de los enfrentamientos violentos en Nicaragua.

Pese a los "acontecimientos alentadores", la UE advirtió de que "la violencia ha continuado en diferentes partes del país" y que cada día hay nuevos muertos y lesiones y "enfrentamientos generalizados" y expresó sus condolencias a las familias de las víctimas".

Diálogo iniciará sin condiciones “idóneas”

"Para que el diálogo se desarrolle en condiciones pacíficas y para garantizar la seguridad de los participantes, la policía debe evitar el uso excesivo de la fuerza y se debe controlar a los grupos armados. Se debe respetar la libertad de expresión y la capacidad de protestar pacíficamente, mientras que todas las partes actúan con moderación", añadió el SEAE.

La UE reiteró asimismo su apoyo a un diálogo inclusivo sobre la justicia y la democracia como salida de la crisis actual.