•  |
  •  |
  • END

LEÓN

Con las reverencias debidas, el doctor Rigoberto Sampson Granera, Rector de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, UNAN-León, fue despedido por sus seres queridos y por la población leonesa en general este martes 28 de abril, y sepultado en horas de la tarde en el cementerio de la comunidad Momotombo, en el municipio de La Paz Centro.

Antes de ser trasladado hacia Momotombo, el féretro permaneció en el Paraninfo de la UNAN-León, en donde la licenciada Maritza Vargas Paiz, Rectora en funciones de la universidad, dio lectura al acuerdo de pésame.

Al acto de las honras fúnebres, asistieron estudiantes, docentes, comunidad universitaria, diputados, rectores de distintas universidades del país, así como el pueblo en general.

Después de las nueve de la mañana, el féretro del doctor Sampson Granera fue llevado hacia la Sala de Rectores; a las instalaciones de la Casa CUUN; a la Alcaldía; al Hospital Escuela de León y a la Basílica Catedral, en donde el Obispo de la Diócesis de León, monseñor Bosco Vivas Robelo, ofició una eucaristía de cuerpo presente.

Cientos de leoneses se desbordaron por las calles de la localidad a darle el último adiós al doctor Sampson Granera, el segundo Rector de la UNAN-León que fallece en el ejercicio de sus funciones, después del doctor Mariano Fiallos Gil, Padre de la Autonomía Universitaria.

Los pasillos del recinto central de la UNAN-León, así como el Paraninfo y la Basílica Catedral, fueron adornados con arreglos florales, que familiares y amigos del doctor Sampson Granera enviaron a la familia doliente.

Guardia de honor

Los rectores de distintas universidades hicieron guardia de honor al féretro del ex vicetitular del Minsa; ex vicealcalde y ex alcalde de León; ex vicepresidente de la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic; ex diputado ante la Asamblea Nacional y Rector de la UNAN-León en los últimos tres años.

Maritza Vargas Paiz, Rectora en Funciones de la UNAN-León, aseguró que el doctor Sampson Granera fue un hombre de profundo compromiso social y altos valores humanísticos, y nos hizo partícipes de su tenacidad y de su confianza. Con la visión que orientó su rectorado se fortalecerá en un futuro gracias al empeño colectivo de académicos, personal administrativo, estudiantes, y autoridades de la universidad y de la sociedad en general.