•  |
  •  |
  • END

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, magistrado Manuel Martínez Sevilla, calificó ayer de vulgar y carente de cortesía internacional la actuación de Victoria Chaney, Jueza de la Corte Superior de Los Ángeles, al decir que la corrupción impera en el sistema judicial de Nicaragua.

“Uno no debe andar externando ese tipo de opiniones de otros países, de otros tribunales. Si la señora jueza californiana utilizó eso entre los considerando de su resolución, me parece que es una falta de cortesía internacional, pudo haber negado la petición, pero no descalificando la función de un funcionario”, expresó Martínez.

Además, aseguró que no deben permitirse esas actitudes ni opiniones, “porque sea como sea, somos nosotros los que debemos resolver nuestros asuntos”, recalcó el magistrado.

Martínez dijo que ante tal campaña de desprestigio, lo más que puede hacer es denunciar en una cumbre iberoamericana “la procacidad, la vulgaridad del lenguaje empleado por la juez, o en una conferencia de ministros de Justicia, para que quede constancia, pero de allí no pasa”, expresó.

También agregó que para cambiar esa percepción, lo que se debe hacer es actuar con transparencia, de manera ética y con rectitud para cambiar la impresión.

Magistrado de Apelaciones la llama “atrevida”

El magistrado Gerardo Rodríguez Olivas, Presidente del Tribunal de Apelaciones de Managua, también rechazó las expresiones de la jueza Chaney y la calificó de atrevida.

“La juez norteamericana tiene todo el derecho de fallar según estime conveniente, según la ley norteamericana. Lo que sí es un atrevimiento y una irresponsabilidad, es cuestionar al Poder Judicial de otro país, sin haber jamás pisado este territorio. Además, no sé qué pruebas dio para decir eso, porque ella está viendo un caso, y aquí, sólo en Managua, en materia civil tenés 60 mil casos, y un caso no es muestra para decir que todo el sistema judicial está mal”, detalló Rodríguez.

La queja se da después de que el abogado Jacinto Obregón Sánchez denunciara que la imagen de desprestigio que pesa sobre el Poder Judicial nicaragüense está siendo aprovechada por los representantes legales de la transnacional Dole Food Company Inc., para esquivar las demandas interpuestas por miles de ex trabajadores bananeros afectados por el pesticida Nemagón.

La funcionaria señalada por Chaney fue Socorro Toruño, Jueza Segundo de Distrito Civil y Laboral de Chinandega, quien respondió que la jueza Chaney manda allá y ella aquí.