•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la CIDH, Paulo Abrāo, confirmó que este viernes iniciarán la visita de trabajo en Nicaragua, con el objetivo de observar la situación de los derechos humanos en este país.

“Mañana (18/5) empezaremos nuestra visita de trabajo para monitorear la situación de los derechos humanos en #Nicaragua. La @CIDH va a realizar un pronunciamento inicial a la prensa a las 8h30 en Hotel Intercontinental en Managua”, informó Abrāo, en su cuenta de Twitter.

Familia de cineasta guatemalteco fallecido bajo árbol metálico pide respeto

Para hoy está prevista la llegada de Antonia Urrejola, comisionada relatora para Nicaragua en la CIDH, quien encabeza a la delegación que estará en el país hasta el 23 de mayo, según indicó la cancillería de Nicaragua. Tanto Abrao como Urrejola se manifestaron al respecto en Twitter.

Este miércoles, el canciller Denis Moncada, anunció que la misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) llegaría "probablemente" este jueves al país.

Presionan al Gobierno en el diálogo

"Ellos (CIDH) vienen del 17 al 20, en estos días, para hacer el trabajo que ellos tienen decidido", detalló el funcionario a periodistas.

Según Moncada, la visita de la misión de la CIDH, un ente autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), estará formada por un total de 11 miembros que "vienen a reunirse con organizaciones civiles, medios de comunicación y también con los sectores gubernamentales".

 ​​Protestas continúan pese al diálogo

El pasado 14 de mayo, el Gobierno de Nicaragua autorizó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizar una visita de para investigar lo ocurrido durante las protestas que comenzaron el 18 de abril.

Previamente, el presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), Leopoldo Brenes, condicionó la convocatoria de la mesa de diálogo nacional, que ayer comenzó, al cumplimiento de una serie de "premisas ineludibles" por parte del Gobierno y le instó a "dar signos creíbles de su voluntad de diálogo y paz".