•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los buses y microbuses que salen del mercado Roberto Huembes, en Managua, hacia la ciudad de Rivas y Peñas Blancas, en la frontera sur, han suspendido operaciones en los últimos días a causa de los tranques ubicados en la carretera panamericana, por lo que algunos pasajeros han tenido que optar por pagar precios elevados en taxis para poder movilizarse.

Cuando suman cuatro pasajeros, los taxistas cobran C$500 por cada uno por transportarlos hasta la frontera de Peñas Blancas. Antes, el pasaje era de C$150.

Los conductores mencionaron que para poder burlar los tranques, toman vías alternas hasta llegar a la frontera.

“Algunas personas no quieren pagarlo, pero allí adentro no hay ningún bus. Ahorita han salido como cuatro viajes para allá”, mencionó uno de los taxistas, quien demandó el anonimato.

Si usted quisiera viajar solo en el taxi de Managua a Peñas Blancas, aliste dos mil córdobas.

Según los comerciantes, los buses que van hacia Masaya y Rivas dejaron de salir en los últimos días porque los protestantes han colocado tranques.

Además, indicaron que la afluencia de compradores se ha disminuido por esta causa.

La temrinal de buses en el mercado Roberto Huembes. Bismarck Picado/END

Las únicas rutas que han funcionado con normalidad en el mercado Huembes son las que se dirigen a Ticuantepe, Tipitapa y Esquipulas, cerca de Managua.

Sin embargo, el día de hoy se reanudó el servicio de transporte hacia San Marcos y Jinotepe, en Carazo, que sale desde este centro de compras, puesto que los tranques ubicados en San Juan de la Concepción fueron desmontados anoche.