•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Estuvimos reunidos con el alcalde (Mariano Madrigal), con la delegada del MTI (Sara Santos) y con el jefe de la Policía de Carazo (Pedro Rodríguez Argueta). Nos dijeron que se basaron en la Ley de Transporte, en el Artículo 99, que nos autorizaban la tarifa de quince córdobas”, aseguró el taxista Melvin Mora. 

No obstante, el sector de transporte selectivo de la ciudad de Jinotepe decidió no desmontar el tranque que han mantenido en protesta por el alza de combustible porque, supuestamente, las autoridades no emitieron la autorización del alza.

“El señor alcalde y la señora Sara Santos (delegada del MTI) más bien se están burlando de nosotros y nos están tirando encima al pueblo; todo para que quitemos los tranques, pero nosotros no podemos perjudicar al pueblo, mientras ellos no nos den un documento con firmas, no vamos a ceder”, planteó Carlos Pérez.

En tanto, los más de 400 taxistas de la ciudad de Diriamba, Carazo, mantienen cinco tranques alrededor pidiendo que se le baje al precio del combustible.

“Nosotros no estamos dispuestos a subirle al precio del pasaje, lo que nosotros queremos es que le bajen al precio al combustible “, apuntó un manifestante.

El Nuevo Diario solicitó la versión de las autoridades de Jinotepe y Diriamba, pero no fue atendida.