•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Javier Alexander Munguía, de 19 años, se sumó este viernes a la lista de víctimas en las protestas contra el gobierno de Nicaragua, iniciadas hace un mes.

Margarita Mendoza, la mamá, había denunciado su desaparición desde el 8 de mayo, cuando, según un testigo, Javier Alexander fue detenido por la Policía cerca de la Universidad Politécnica (Upoli), donde se refugian estudiantes en protesta contra el Gobierno.

 Diálogo acuerda parar represión

Lo había buscado en Auxilio Judicial (cárcel de El Chipote) y otros lugares, sin que nadie le diera información de él, hasta este viernes cuando recibió una llamada con el aviso de que el cadáver de Munguía estaba en la morgue del Instituto de Medicina Legal.

Miembros de la CIDH llegaron a medicina legal a comprobar la denuncia.

Margarita recibió la noticia de las mismas autoridades de Medicina Legal temprano en la mañana y, después de constatar que era su hijo, se dirigió al hotel Intercontinental para denunciar el caso ante la misión de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) que está en Managua.

Relatores de la CIDH decidieron ir de inmediato a Medicina Legal para verificar la denuncia.

El cuerpo de Javier Alexander Munguía tiene golpes que le desfiguraron el rostro y fracturas, según confirmó Margarita, pero el dictamen de Medicina Legal afirma que el joven murió de “causas naturales”.

“Medicina Legal dice que murió por muerte natural, que por los golpes o el susto. No me quieren decir exactamente de qué murió”, dijo la madre, quien manifestó su deseo de que otros forenses hagan una nueva autopsia a su hijo.

“Ellos dicen que se cayó y que le dio un infarto. ¿Cómo es posible si mi hijo tenía 19 años? No tenía ninguna enfermedad”, declaró. Mendoza aseguró que los relatores de la CIDH lograron ver el cuerpo de Munguía y le tomaron fotos.

Cree que estuvo en el chipote

Margarita Mendoza relató que su hijo salió el 8 de mayo a buscar una carta laboral porque buscaba empleo, no regresó y un día después ella se enteró que a Javier Alexander lo había capturado la Policía. Se lo contó otro joven que estaba con él en ese momento.

Lo habían capturado cerca de la Upoli y supuestamente lo llevaron a las cárceles de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ).

 Buscan frenar violencia en Matiguás y Jinotega

“Por eso fue que estuve ocho días llegando a El Chipote. Varios reos que salían me confirmaron que él estaba ahí, pero los policías me lo negaban”, aseguró Margarita.

Según lo relatado por la madre, las autoridades de Medicina Legal le dijeron que desde el martes 8 de mayo el cuerpo de Javier Alexander estaba en la morgue. Pero “el sábado (12 de mayo) yo vine (a Medicina Legal) y dejé su foto y no me dijeron nada”, afirmó Margarita.

“Responsabilizo a la Policía, porque desde el momento en que yo me muevo en todos los distritos a mí no me dan razón de él”, alertó la madre.

Javier Alexander Munguía trabajaba en la construcción y estudiaba computación los fines de semana.