•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los tranques en los diferentes departamentos del país fueron desmontados desde la noche del viernes, y en donde aún se mantenían ayer estaban dejando circular los vehículos con mayor frecuencia que otros días, según los reportes de los corresponsales de El Nuevo Diario.

La normalización del tráfico vehicular es parte del acuerdo logrado el viernes en la mesa del diálogo nacional, con el objetivo de brindar un mejor clima para la continuidad de las conversaciones.

 Mercancía internacional varada en Rivas por tranques

Además, los tranques estaban provocando desabastecimiento de productos en el comercio, algo que según los dirigentes de las protestas, no estaban pretendiendo que ocurriera.

Los buses de Granada hacia otras ciudades circulaban con normalidad ayer.

La mañana de ayer las ciudades de Matagalpa y Jinotega amanecieron en calma, no sonaron los morteros ni se dispararon bombas lacrimógenas. Tampoco se escucharon las pedradas en los techos de las casas que atemorizaban a la población.

El viernes, la diócesis de Jinotega, dirigida por el obispo monseñor Carlos Enrique Herrera logró sentar a las autoridades municipales y policiales  con los representantes de los autoconvocados y comerciantes del mercado para lograr frenar los enfrentamientos, algo que se consiguió tras varias horas de negociación.

 Terminales de buses intermunicipales y departamentales desiertas

Ambas partes se comprometieron a quitar las barricadas y la Policía y trabajadores de la comuna participaron en la limpieza y despeje de las vías.

La carretera Granada-Masaya se encontraba ayer despejada desde las primeras horas de la mañana y los habitantes  pudieron volver nuevamente a sus labores cotidianas.  

En Chontales la circulación era normal prácticamente en todo el departamento.

Los primeros buses comenzaron a circular desde las 5 de la mañana sin dificultad. En los días anteriores, la entrada a la laguna de Apoyo estaba obstaculizada, así como los kilómetros 34 y 38 de la principal vía Masaya-Granada, debido a las protestas que se llevaban a cabo con quemas de llantas.

“Hay un clima de tranquilidad, pero no estamos confiados todavía. Ahorita muy pocos usuarios están haciendo uso del transporte, tal vez porque tienen temor de salir de sus hogares”, afirmó Eduardo Espinoza, conductor de un bus interurbano.

Agregó que un bus que es para más de 30 pasajeros, apenas está llevando unos 10 hasta Masaya y después queda completamente vacío.

 ​​Tensión y protesta persisten en varias ciudades

Santos José Castillo, conductor de bus expreso, aseguró que hay poca afluencia de usuarios y que esperan que la situación mejore en los próximos días.

“Se ven solitarias las carreteras, ojalá se permita el pase de buses y camiones de alimentación en los próximos días, que es lo que más afecta. Estamos apoyando siempre la causa, porque queremos un mejor país”, comento Yamileth Bonilla, usuaria de transporte expreso.

Los buses que salen de Granada hacia Rivas, Nandaime y Niquinohomo, no tuvieron problemas para transportar a la gente este sábado.

León sin tranques

León también amaneció ayer sin obstrucción en las vías. Desde horas de la noche del viernes fueron desmontados los tranques en La Paz Centro y Nagarote, mientras en la cabecera departamental fueron despejadas las barricadas construidas a base de adoquines, llantas y troncos de árboles.

Las barricadas estaban ubicadas en los barrios El Calvario, San Felipe y El Coyolar, lugares donde hubo enfrentamientos entre universitarios y la fuerzas de choque del Gobierno.

Pese a que las vías leonesas amanecieron despejadas, se observó poco movimiento de ciudadanos y automotores, además de que la mayoría de negocios en el centro histórico están cerrados.

Quezalguaque convocó a una marcha cívica hoy por los crímenes ocurridos desde el 18 de abril a nivel nacional. 

Abren paso en Chontales

Los tranques que se levantaron en Chontales aún se mantenían este sábado, pero en los mismos había una mayor afluencia de vehículos, tanto particulares como de carga.

 Managua con puntos complicados para transitar

Por esta zona circula una buena parte de la producción agropecuaria: leche, queso y otros derivados lácteos, además de verduras.

Los tranques en este departamento fueron instalados en el empalme de Lóvago, en la entrada a Santo Domingo y en Juigalpa. 

En los dos tranques, ubicados en la Calamidad, Jinotega y en Camoapa, Boaco, se mantenían ayer dejando pasar los vehículos cada 15 minutos, al igual que el ubicado en la entrada a Comalapa, Chontales.

Mientras en los tranques del empalme de la ciudad de Boaco y en el Quebracho, el pase vehicular está libre desde este sábado, en cumplimiento a la tregua.

Con la colaboración de Katherin Chavarría en Granada, José Luis González en León, Francisco Mendoza en Matagalpa, Auxiliadora martínez en Jinotega y Mercedes Sequeira en Chontales.