•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El despeje de obstáculos en las calles, la reparación en las vías adoquinadas y la reactivación del servicio de limpieza en los distritos VI y VII inició desde tempranas horas de este sábado, en un intento por hacer retornar a la ciudad a sus actividades, tras un mes de protestas civiles contra el Gobierno. 

Junto al personal de limpieza municipal, quince cuadrillas de la dirección de infraestructura de la Alcaldía capitalina, con camiones y pequeñas palas mecánicas iniciaron la jornada comenzando en el Distrito VI, zona donde ocurrieron los principales conflictos con estudiantes de la Universidad Politécnicas de Nicaragua(Upoli).

Una de las primeras vías despejadas fue de la rotonda La Virgen hacia el oeste, para luego buscar las vías de Villa Progreso, Villa Rafaela Herrera, Miguel Gutierrez, donde si bien había paso, todavía se observaban adoquines y escombros utilizados como retenes del paso vehicular.

Uno de los supervisores de las acciones de las cuadrillas de la municipalidad señaló que están trabajando para restablecer la movilidad y al mismo tiempo evitar accidentes de tráfico por los obstáculos que se encuentran en las vías.

“Nosotros somos de la dirección de infraestructura y apoyamos al área de limpieza municipal; estamos en el despeje de calles principales. Haremos lo que esté a nuestro alcance, ya que en algunos puntos aún permanecen grupos y desconocemos si son protestantes o gente que se aprovecha de la situación para hacer de las suyas, por lo cual estamos trabajando de forma precavida en ciertos lugares. En todo el día, si nos lo permiten, serán despejada y posteriormente reparada la vía de la Miguel Gutiérrez hasta el mercado Iván Montenegro”, alegó el supervisor.

En el tramo de pista La Sabana, frente a la gasolinera, a una cuadra de la esquina oeste del mercado Montenegro, también había camiones con gente lanzando tierra en los puntos donde estaban los adoquines sueltos. 

Otro punto que ayer se consideraba incómodo para el paso era de la garita de Tipitapa hacia el este, que está totalmente libre.

El problema de la basura

El conductor Marcos Ibarra, señaló que es un respiro para quienes se mueven por la ciudad en sus vehículos, ya que era un riesgo salir a la calle.

Los trabajadores municipales comentaron que a una semana de iniciadas las protestas se limpiaron los obstáculos de las calles, pero con la continuidad de las protestas volvieron a ser levantados los adoquines.

Otro elemento que se restableció en estos últimos tres días, fue el servicio de limpieza municipal.

Los pobladores comentaron que en algunos lugares tenía más de quince días sin retirar los desperdicios sólidos.

En el caso del Distrito IV, hasta el jueves retiraron la basura, y poco a poco vienen haciendo labores de limpieza en el Distrito V. Únicamente en los mercados estaban retirando la basura continuamente.

“Vinieron y se llevaron lo de los últimos días porque ya el centenar de bolsas de por lo menos una semana, terminaron arrastradas a los cauces por las corrientes del primer aguaje del martes en la noche”, comentó Alina Gertrudis Alanís, del barrio El Edén.

Marlon Aguirre, quien habita en el reparto Segovia, indicó que el contenedor ubicado de la estación VI de Policía 400 metros al sur, tenía aproximadamente 100 metros de basura.

“Con la lluvia toda la basura fue arrastrada sobre la pista del Mayoreo y luego se fue a los canales que van para el  barrio Camilo Chamorro”, destacó Aguirre.