•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El ataque perpetrado la noche del sábado contra los estudiantes que permanecen atrincherados en la Universidad Nacional Agraria (UNA) dejó al menos ocho heridos, dos de ellos de gravedad, según confirmaron estudiantes de ese recinto, quienes este domingo recogían pruebas de la agresión que fue documentada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

 Lea: Policía de Nicaragua sostiene que estudiantes de UNA atacaron primero

Los universitarios señalan a simpatizantes del Gobierno bajo la dirección de mandos policiales como los responsables de la agresión, sin embargo, la institución, a través de una nota oficial, informó que no tuvo presencia en la zona.

Seis heridos fueron atendidos en el puesto médico del recinto a cargo de los estudiantes y otros dos jóvenes, heridos por impactos de bala, fueron trasladados a un hospital.

Este ataque se dio dentro del plazo de 48 horas de tregua que el Gobierno, universitarios, sociedad civil, empresa privada y campesinos habían logrado el viernes en la segunda sesión del diálogo nacional, mediado por la Conferencia Episcopal.

“Lo que hicieron fue una acto cobarde, vinieron a atacar directamente una manifestación pacífica, fue injusto que nos hayan reprimido como lo hicieron, aquí hubo heridos de bala, nos tiraron a matar a sabiendas que lo único que tenemos para defendernos son piedras y morteros”, dijo un estudiante de Ingeniería en Recursos Naturales, atrincherado en la UNA desde abril pasado.

Los universitarios permanecen en la Universidad Agraria demandando justicia. Melvin Vargas/END

“Quieren callar a la voz cantante que somos los estudiantes. Si hay una tregua, un cese al fuego por parte del Gobierno, la policía y las fuerzas de choque no debieron reprimir”, agregó el joven.

 Atacan a estudiantes en la UNA

Representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visitaron el recinto minutos después del ataque y mientras permanecieron ahí lograron confirmar cuatro heridos y documentar lo ocurrido, según publicó el secretario ejecutivo de la CIDH, Paulo Abrāo, en su cuenta de Twitter.

Estudiantes y pobladores de casas aledañas a la universidad afirman haber visto al comisionado mayor Fernando Borge, segundo jefe de la Policía de Managua, entregando armas a  los atacantes.

“Yo miré cuando ese comisionado estaba bajando las armas de una camioneta y se las pasaba a una camioneta particular donde venía un montón de gente encapuchada. A los motorizados les dio la orden de ponerse los cascos”, dijo Rosa de los Ángeles Pacheco, quien es madre de uno de los jóvenes atrincherados en la universidad.

Policía niega

En un primer momento, el comisionado general Francisco Díaz, subdirector de la Policía Nacional, aseguró a través de medios oficialistas que no tuvieron presencia en los alrededores de la UNA.

Universitarios atrincherados en la UNA calificaron el ataque como “un acto cobarde” que perjudica el avance del diálogo nacional. Orlando Valenzuela/END

Sin embargo, el domingo la Policía Nacional indicó a través de una nota de prensa que el ataque fue iniciado por los manifestantes cuando simpatizantes del Gobierno que se desplazaban en caravana intentaron retirar obstáculos de la vía. “Las personas que viajaban en la caravana respondieron a la agresión, resultando lesionados por ambas partes”, agregó la institución.

 CIDH visitará centros de detención y de salud en Nicaragua

“La Policía Nacional se hizo presente en el lugar para restablecer la libre circulación de personas y vehículos sobre la vía pública”, indica la nota oficial, admitiendo que sí estuvieron allí.

Finalmente, la Policía indicó que “ha cumplido con los acuerdos establecidos en el diálogo nacional, garantizando el desarrollo de marchas pacíficas en el territorio nacional y no hace presencia en los alrededores de los recintos universitarios”.