•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las manifestaciones antigubernamentales continuaron este domingo en distintos municipios del país, luego que estudiantes atrincherados en la Universidad Nacional Agraria (UNA) fueran atacados.

Diálogo nacional televisado, justicia para los muertos y heridos, respeto a libertad de expresión y democracia, exigieron ayer centenares de manifestantes que se tomaron la céntrica rotonda Rubén Darío, en Managua, por más de cinco horas continuas.

 Lea: ​​Álvarez: diálogo busca un cambio

Al final de la tarde, la población se concentró en la entrada principal de Ciudad Sandino para protestar. En este lugar se le colocó una bandera de Nicaragua a la estatua de Augusto C. Sandino y se levantó un altar con las fotografías de los seis muertos durante las protestas que eran originarias de este lugar.

También hubo reportes de manifestaciones en Somoto, donde un grupo de pobladores marchó sobre la Calle Real de este municipio, a pesar de que fue instalado un pequeño cerco policial.

En la rotonda Rubén Darío, los protestantes desplegaron una extensa bandera de de Nicaragua. Óscar Sánchez/END

Otras movilizaciones, sin que se produjeran hechos violentos, ocurrieron en Rivas, Jinotega y Matagalpa.  

En Rivas, los universitarios se concentraron a las 2:00 p.m. en la Universidad Internacional Antonio de Valdivieso, de donde se dirigieron en caravana hacia el municipio de Potosí.

Managua sale a protestar

Desde las 9:00 a.m., grupos de personas autoconvocadas salieron de diferentes puntos de Managua para protestar en rechazo al ataque contra los estudiantes de la UNA,  que dejó al menos ocho heridos.

La rotonda El Periodista fue otros de los lugares donde decenas de pobladores salieron a manifestarse. A esa misma hora se reunieron ciudadanos en la rotonda Cristo Rey con banderas y pancartas. Y otra multitud se movilizó al Colegio Teresiano, en carretera Masaya. Posteriormente, todos convergieron en la rotonda Rubén Darío.

En este lugar, desde la 10:00 a.m. y pese al calor, los manifestantes saltaban, agitaban sus banderas, sonaban sus vuvuzelas y gritaban consignas. Algunos jóvenes, incluso, dieron varias vueltas corriendo en la rotonda.

 ​​La CIDH halla heridos de bala en Matagalpa

Ciertos manifestantes también fueron creativos y utilizaron disfraces satíricos, llevaron a sus mascotas y carteles con frases alusivas a la libertad de expresión, justicia y democracia. El dirigente del Movimiento Estudiantil 19 de Abril, Rodrigo Espinoza, estuvo en el plantón de la rotonda Rubén Darío y aseguró que no están de acuerdo con que las próximas reuniones del diálogo se hagan a puerta cerrada.

“Nos unimos a las voces que están pidiendo que el diálogo no se haga a puertas cerradas”, declaró Espinoza, quien además señaló que el Gobierno violó en menos de 12 horas la tregua fijada en la última audiencia del diálogo.

Los estudiantes dicen que, en consecuencia, mantendrán las barricadas en los sectores cercanos a la Universidad Politécnica (Upoli) y Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua). 

Manifestantes se congregaron en rechazo al ataque en la UNA. Óscar Sánchez/END

La población también manifestó su inconformidad. Matías Alvarado, ciudadano que participó en el plantón, aseguró “que el pueblo es incansable. Saldrá cuanta veces sea necesario para obtener los cambios que desea”.  

Abuela protestante 

Luz Marina Herrera, de 78 años, se robó la atención de las personas que protestaban cuando en su silla de ruedas recorrió la rotonda Rubén Darío. Impulsada por los jóvenes, Herrera agitó la bandera de Nicaragua y gritaba la consigna “Pueblo únete”.

 “Quería sumarme a la carrera y por eso pedí que me llevaran”, declaró la anciana, que llegó acompañada por su hija, Marina Reyes.

Herrera afirmó que está a favor de la causa de los estudiantes y dijo que lamenta la cantidad de personas que han fallecido durante las protestas.

“Desde que comenzaron las marchas, ella ha andado. Estuvo en la gran marcha que se hizo en carretera Masaya. Tiene cuatro nietos universitarios y da la vida por ellos”, agregó Marina Reyes, hija de Herrera.

Botan otros siete árboles de lata

Los protestantes en Managua derribaron, este domingo, siete árboles de metal más, o “árboles de la vida”, representativos del Gobierno. Seis de estos estaban ubicados en el bulevar que va desde la rotonda Rubén Darío hasta el paso a desnivel de Tiscapa, y el otro en la carretera Masaya, cerca de la entrada a Ticuantepe, según transmisiones en vivo en plataformas digitales.

Luego de una actividad cerca de Metrocentro, a eso de las 5:00 p.m., grupos de manifestantes se dieron a la tarea de botar uno por uno los árboles metálicos que estaban en la avenida Tiscapa, sin causar ningún incidente.

Al menos 7 árboles de lata fueron derribados este domingo, en Managua. Óscar Sánchez/END

La semana pasada, después de morir un cineasta guatemalteco al que le cayó una de esas estructuras metálicas, una de las organizaciones estudiantiles en protesta pidió no seguirlos derribando. Anteriormente, el conductor de un vehículo murió al colisionar contra un árbol de lata que había sido tumbado por manifestantes horas antes en carretera Norte.

Hasta el momento, los manifestantes han derribado más de 20 estructuras metálicas en las calles principales de la capital.

Este domingo, el obispo Rolando Álvarez recomendó que “toda manifestación de protesta a la que el pueblo tiene derecho, debe realizarse cívicamente, porque el que tiene la verdad es capaz de marchar en paz.”