•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Javier Alexander Munguía, de 19 años, el joven que estaba desaparecido desde el 8 de mayo y cuyo cuerpo estaba en el Instituto de Medicina Legal (IML), ha sido sepultado hoy en el cementerio Milagro de Dios, en Managua.

Munguía despaareció el 8 de mayo por el sector de la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli), en el marco de las protestas en Nicaragua.

Los familiares y amigos, en medio de lamentos y llantos, despidieron a Munguía con la consigna "presente".

María Elena Munguía, tía de la víctima, dijo que a ellos le informaron que su sobrino fue capturado por policías el 8 de mayo, cerca de la Upoli.

Según Munguía, su sobrino apareció con el rostro desfigurado en el IML y las autoridades le dijeron que el deceso responde a causas naturales.

Por su parte, Francisco Munguía, padre del joven, pidió justicia por la muerte de su hijo. Sin embargo, declaró que no puede referirse a la causa de la muerte del joven y prefiere esperar lo que diga la CIDH, que vio el cuerpo de su hijo. 

Javier Alexander Munguía trabajaba y estudiaba en un instituto técnico de computación.

Sus familiares señalaron que el joven aspiraba ser ingeniero en sistema.

También lo recuerdan como una persona respetuosa y participativa.

Un informe de la CIDH indica que las protestas en Nicaragua han dejado a 76 personas muertas.