•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Gobierno de Nicaragua informó hoy que su prioridad en el diálogo nacional es el derecho al trabajo y a la seguridad, objetivos muy alejados de los requeridos por la sociedad civil, que exige justicia y "democratización", en medio de una crisis que ha dejado 76 muertos.

"Clamamos por la paz y por el derecho al trabajo y a la seguridad, como prioridades del pueblo nicaragüense, recuperar nuestros niveles de seguridad, nuestro derecho a ganarnos la vida", dijo la vicepresidenta Rosario Murillo, a través de medios del Gobierno.

Diálogo en Nicaragua acuerda acatar recomendaciones de la CIDH

Una mesa de diálogo nacional se estableció el pasado miércoles entre el Gobierno, el sector privado, la sociedad civil y estudiantes universitarios, con la mediación de la Iglesia católica, para superar la peor crisis sociopolítica de Nicaragua desde los años 80, también con Ortega como presidente.

Las palabras de la primera dama coincidieron con los temas expuestos por delegados del Gobierno en la mesa de diálogo, basados casi de forma exclusiva en asuntos económicos.

Amcham descarta una vuelta al modelo de consenso previo a crisis de Nicaragua

La parte opositora -representada en el sector privado, la sociedad civil y los estudiantes- ha insistido en que antes que nada se debe hacer justicia con las 76 personas fallecidas, incluyendo dos policías, dos adolescentes y un periodista, así como con los 868 heridos, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Manifestante a las afueras del Seminario de Fátima durante la tercera sesión del Diálogo Nacional que se celebra hoy en Managua.

Los representantes de la población nicaragüense también han reiterado la urgencia de una "democratización" en Nicaragua, ya que consideran a Ortega como el responsable de las muertes.

CIDH afirma que arrestados durante protestas en Nicaragua sufrieron trato cruel

En su discurso, Murillo no hizo referencia al informe preliminar de la CIDH emitido la mañana de este lunes, en la que constató que hay evidencias de "graves violaciones de derechos humanos durante un mes de protestas, caracterizadas por el uso excesivo de la fuerza por parte de cuerpos de seguridad del Estado y de terceros armados", en contra de manifestantes.

El pasado 18 de mayo Nicaragua cumplió un mes de una crisis que comenzó con protestas en oposición a unas fallidas reformas a la seguridad social y que continuó debido a las víctimas mortales de los actos represivos.