•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El diálogo nacional continuó este lunes con la aprobación unánime de un acuerdo propuesto por la sociedad civil que acoge las recomendaciones de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), pero no se logró consenso, en cuanto, a la propuesta del Gobierno de abogar por la no violencia y garantizar la libre circulación de todo el pueblo y el derecho al trabajo, lo que eliminaría los tranques de los protestantes en varios departamentos.

“El diálogo nacional hace suyas las recomendaciones de la CIDH y solicita que, de acuerdo con la recomendación número 15, el Gobierno de la República se comprometa a establecer en la mesa del diálogo, mecanismos de seguimiento junto a la CIDH para verificar la implementación de las recomendaciones emitidas en el marco de la visita e informe de la misma”, destaca el acuerdo respaldado por estudiantes, sector privado, campesinos, Gobierno y otros grupos de sociedad civil.

Lo acordado por todas las partes también contempla “programar un calendario concreto de nuevas visitas de la CIDH”, de tal manera que se forme una comisión de seguimiento nacida del diálogo nacional.

Las sugerencias de la CIDH que acogió el Gobierno contemplan, entre otros aspectos, “el cese inmediato de la represión, desmantelar los grupos ‘parapoliciales’ y adoptar medidas para prevenir que sigan operando”.

Tras la aprobación de este acuerdo, el Gobierno planteó someter a votación su propuesta: “Abogar por la no violencia venga de donde venga y garantizar la libre circulación y el derecho al trabajo de todo el pueblo”, en referencia a los tranques que se mantienen en varias partes del país, pero no hubo consenso.

Estudiantes, sociedad civil, sector privado y campesinos votaron en contra. La discusión al respecto continuará mañana miércoles cuando se retomen las sesiones de trabajo del diálogo nacional. 

Ayer fue la tercera sesión del diálogo nacional, donde participan el gobierno, sector privado, sociedad civil, estudiantes y académicos. Óscar Sánchez/END

Michael Healy, presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic) y uno de los representantes del sector privado en el diálogo, refirió que los tranques también afectan a los productores, “pero ese es un costo que vamos a pagar los nicaragüenses para que de una vez por todas no tengamos que estar sentados en un diálogo buscándole soluciones a gente que se quiere hacer dictadores en este país”.

Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), sostuvo que es “un acto de cinismo” de parte del Gobierno hablar en el diálogo de violencia y afectaciones a la libre movilización, “cuando la CIDH ha sacado una resolución durísima sobre lo que ha pasado en el país”.

Piden acciones contundentes

José Adán Aguerri, presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), aseguró que el sector privado gremial ha trabajado desde 1990 hasta el 18 de abril (de este año) por reconstruir el país tras una guerra fratricida. “Sobre lo bueno y lo malo que sucedió en ese período este sector privado es responsable y ha sido partícipe”, dijo Aguerri.

“Sin embargo, los resultados a partir del 18 de abril, que la CIDH ha dejado claro que hay un país con 76 muertos, 868 heridos, 438 detenidos, torturados y desaparecidos, sobre esos resultados este sector privado no tiene ninguna responsabilidad o participación alguna”, continuó.

“Es por eso que hemos sido claros que sobre esos resultados, Nicaragua ya cambió y es por eso que hemos dicho y este sector privado gremial ya cambió. No hay vuelta atrás”, afirmó Aguerri.

La iglesia es mediadora y testigo del diálogo.Óscar Sánchez/END

En ese sentido, el presidente del Cosep dijo que debe entenderse que son los resultados que evidenció la CIDH los que tienen al país donde está. “Por ello nosotros tenemos que entender cuál es la responsabilidad (de) que no llevemos a Nicaragua a otro estallido social para que luego volvamos a sentarnos en esta mesa con un país destruido”.

“Lo que estamos diciendo es que el país no aguanta una salida a mediano plazo, el país necesita una respuesta ya. Y en eso el Gobierno tiene que dar respuestas políticas contundentes”, explicó.

La presidenta de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham), María Nelly Rivas, destacó en la mesa de diálogo que como sector privado “no vamos a retomar el modelo de diálogo y consenso que teníamos (con el Gobierno) hasta antes del 18 de abril”.

“Tenemos que pensar en un modelo que permita la participación amplia, tenemos que proponer cambios que hagan que la gente aquí se sienta segura, tranquila y que no vuelva a pasar lo de hace un mes”, argumentó Rivas en referencia a la represión policial que causó decenas de muertos. 

Piden renuncia de magistrados

Las intervenciones de estudiantes, campesinos, sector privado y sociedad civil estuvieron alineadas en los temas de agenda que en primer lugar contemplaban abordar la justicia y democratización en Nicaragua.

En concreto, el sector privado en la voz de Juan Sebastián Chamorro, de Funides, propuso que los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) presenten su renuncia ante la Asamblea Nacional para tener un nuevo Poder Electoral.

La Coalición Universitaria planteó aplicar una “Ley Marco de Transición y Democracia”, que contemple la destitución del presidente Daniel Ortega, y convocar a nuevas elecciones en 14 meses.

El canciller Denis Moncada, representante del Gobierno, argumentó que Nicaragua tiene un memorándum de entendimiento con la Organización de Estados Americanos (OEA) en materia de institucionalidad, y dijo que invitarían a cuatro representantes de ese organismo para que expliquen los acuerdos en la mesa de diálogo, ante los señalamientos de falta de transparencia en las negociaciones.

Las intervenciones del Gobierno estuvieron alineadas en pedir la eliminación de los tranques de las carreteras y hacer ver las afectaciones económicas por la crisis que atraviesa el país.

“Es incongruente hablar de reformas políticas si no nos ponemos de acuerdo en garantizar la estabilidad del país”, señaló el canciller Denis Moncada.

Sandra Ramos, de la sociedad civil, expuso que “el camino a la paz y la estabilidad de este país, que todos estamos clamando al unísono, es que haya un cambio”.

“No se puede seguir matando a los jóvenes en este país, eso es lo que no han entendido, que cruzaron el límite y, por lo tanto, la gente en la calle está exigiendo cambios y si eso pasa por cambiar el Gobierno, hagámoslo. No están enraizados”, expresó.

Cuestionan a ministra de salud

Por otro lado, los estudiantes pidieron la renuncia de varios directores de hospitales públicos y del sistema de seguridad social que impidieron la atención de los heridos por la represión policial a las protestas de abril.

La ministra de Salud, Sonia Castro, quien estaba en la mesa de diálogo por parte del Gobierno, fue duramente cuestionada por supuestamente ser “cómplice de varias muertes”, entre ellas, la del joven capitalino Álvaro Conrado, a quien se le negó atención médica en el Hospital Cruz Azul.

“Usted tiene las manos manchadas de sangre, es cómplice de este genocidio”, le increpó a la ministra el joven universitario Víctor Cuadras, quien también pidió su renuncia.

Tranques, una presión

Campesinos, empresarios, estudiantes y sociedad civil coincidieron en que no se puede eliminar los tranques “porque esta es la única forma de presión que nos queda para que el Gobierno ceda, para que renuncie el presidente Daniel Ortega o se adelanten las elecciones, como lo está exigiendo el pueblo”, explicó Medardo Mairena, del movimiento campesino.

Aseguró que los tranques del campesinado continuarán de forma escalonada, permitiendo el pase cada tres horas y respetando la libre movilización de ambulancias y personal de emergencias; pero advirtió que “hay otros tranques que son autoconvocados y tienen su propia autonomía”.

Víctor Cuadras, de la Coalición Universitaria, dijo que los tranques sirven para proteger a los manifestantes de los ataques de grupos de choque del Gobierno, al que acusó de no “mostrar voluntad política” para poner fin a los ataques.

Los representantes de la coalición universitaria. Óscar Sánchez/END

Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, escribió en su cuenta de Twitter que los tranques “no son un acto violento sino (una) expresión de protesta pacífica y de protección”.

Momentos del Día 3 en el Diálogo Nacional 21 de mayo 2018

10:35 a.m.
Comienza el diálogo y la Conferencia Episcopal garantiza una transmisión en vivo.

10:40 a.m.
Los universitarios demandan un adelanto de elecciones, para celebrarlas en 14 meses, un tiempo que, a su criterio, garantiza hacer los cambios necesarios  para democratizar Nicaragua.

10:43 a.m.
Los universitarios demandan la presencia del presidente Daniel Ortega en la próxima sesión.

10:48 a.m.
El canciller Denis Moncada sostiene que el gobierno de Ortega está interesado en garantizar estabilidad.

10:54 a.m.
Michael Healy, en representación de Upanic, sostiene que "debe haber una renuncia del presidente Ortega, porque viola la Constitución y tiene incapacidad de controlar a las fuerzas policiales y paramilitares".

11:10 a.m.
Lesther Alemán, en nombre de los universitarios, demanda la renuncia del presidente Ortega, de la vicepresidenta, Rosario Murillo, antes de reformar la Constitución.

11:18 a.m.
La presidenta de AmCham, María Nelly Rivas, indica que Nicaragua obtendrá estabilidad en la medida que se cumplan los acuerdos del diálogo nacional.

11:20 a.m.
Ovidio Reyes, presidente del Banco Central, pide abordar temas relacionados con las reformas a la Constitución y afirma que lo primero es garantizar la estabilidad de Nicaragua.

11:30 a.m.
Carlos Tünnerman, en representación de la sociedad civil, critica que el Gobierno no acepte dialogar sobre el tema de las reformas a la Constitución.

11:36 a.m.
Medardo Mairena, en nombre de los campesinos, indica que en el diálogo de Nicaragua deben abordar los temas que solicita la población y, a su entender, el primer tema es analizar un cambio de Gobierno.

11:43 a.m.
Moncada pide que en la próxima sesión del diálogo en Nicaragua se invite a cuatro representantes de la OEA.

11:47 a.m.
Juan Sebastián Chamorro, presidente de Funides, solicita que en diálogo de Nicaragua se pida a los magistrados del Consejo Supremo Electoral (CSE) que renuncien a sus cargos, para garantizar la independencia de los poderes del Estado.

12:02 p.m. 
Víctor Cuadras, representante de los universitarios, acusa a los delegados del Gobierno en el diálogo nacional de estar "manchados de sangre". Recordó que el informe de la CIDH cifra en 76 los muertos durante las protestas en Nicaragua.

12:06 p.m.
Toma la palabra monseñor Silvio Báez, previo a la suspensión temporal del diálogo para almorzar e instalar las comisiones.

3:30 p.m.
Los universitarios condicionan la participación de una delegación de la OEA en el diálogo a que la CIDH pueda regresar a Nicaragua.

3:45 p.m.
Los delegados del Gobierno piden que el diálogo en Nicaragua resuelva poner fin a los tranques. Víctor Cuadras, representante de los universitarios, riposta diciendo que los tranques son puestos por la población. La misma posición tiene un representante del movimiento campesino.

4:20 p.m.
Los participantes en el diálogo de Nicaragua acuerdan implementar las recomendaciones de la CIDH.

4:30 p.m.
El diálogo vuelve a tomar un receso. Los obispos brindarán una conferencia ante los medios de comunicación.

El sector privado asegura que desde el 18 de abril hubo un cambio en Nicaragua. Óscar Sánchez/END

5:10 p.m.
Las partes discuten si pondrán fin a los tranques, como lo propuso el Gobierno.

5:15 p.m.
Víctor Cuadras indica que los tranques sirven para proteger a los manifestantes de los ataques y acusa al Gobierno de no "mostrar voluntad política" para poner fin a los ataques. Los universitarios exigen el reingreso de la CIDH y la visita del alto comisionado de los derechos humanos de la ONU.

5:19 p.m.
Medardo Mairena, representante de los campesinos, sostiene que no se puede pedir a los manifestantes levantar los tranques, porque no hay garantías de seguridad.

5:27 p.m.
El canciller Moncada afirma que al margen de la protesta de los universitarios, en las protestas hay actividad delincuencial. Agrega que los tranques violan derechos de movilización y causan pérdidas a la economía.

5:33 p.m.
Un estudiante de la UNA niega la versión policial sobre el ataque a la universidad, y recuerda que la CIDH estaba en el recinto cuando se rompió la tregua el sábado.

5:38 p.m.
El representante de los estudiantes, Lesther Alemán, afirma que la crisis se mantendrá en Nicaragua mientras el presidente Daniel Ortega continúe en el poder.

5:53 p.m.
Michael Healy, presidente de Upanic, sostiene que "el único tranque en Nicaragua es el de El Carmen", en alusión al sitio donde vive el presidente Daniel Ortega.

6:15 p.m.
Los participantes en el diálogo no alcanzan un consenso ante la propuesta del gobierno de suspender los tranques. Los universitarios y sociedad civil sostienen que estos tranques son clave para mantener sus demandas ante el Gobierno. El exministro de Educación, Carlos Tünnerman, validó ese método de manifestación.

6:20 p.m.
El cardenal Leopoldo Brenes convoca al diálogo para este miércoles 23 de mayo a las 10:00 a.m.