•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de España expresó su esperanza de que el gobierno nicaragüense “asuma y dé seguimiento” a las quince recomendaciones presentadas el lunes por la Comisión Interamericana de Derechos Humanas (CIDH), que en un informe preliminar expone “graves violaciones” a los derechos humanos ocurridas durante un mes de protestas antigubernamentales en Nicaragua.

El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis, comunicó eso al ministro asesor para Política y Asuntos Internacionales de la Presidencia de Nicaragua,  Sidartha Francisco Marín, quien viajó a Europa para hablar con personalidades políticas de países de ese continente y “analizar la crisis que afronta Nicaragua”.

El ministro Dastis dijo a Marín que España tiene “confianza” en que la CIDH podrá realizar nuevas visitas al país para darle seguimiento al trabajo realizado la semana pasada en una visita “in loco” de cinco días.

El alto funcionario español transmitió al ministro asesor Marín la “gran preocupación” del Gobierno de España por la situación que atraviesa Nicaragua, en particular por “los graves actos de violencia que se han producido, y que han provocado numerosas víctimas”.

La CIDH sostiene que 76 personas murieron y 868 resultaron heridas durante las protestas ciudadanas.

El Gobierno de España ofreció “contribuir a la solución de la crisis” política en Nicaragua. Archivo/END

Sobre el diálogo

Dastis señaló la “imperiosa necesidad” de tres elementos claves para garantizar el éxito del diálogo nacional en Nicaragua: poner fin a las acciones violentas de las fuerzas de seguridad y de grupos irregulares armados, garantizar el libre ejercicio de los derechos de expresión y manifestación, y proceder a una investigación efectiva de los hechos acaecidos a partir del 18 de abril, cuando iniciaron las protestas contra el Gobierno.

El ministro español también destacó la labor de mediación que la Iglesia Católica está realizando en el diálogo y la necesidad de asegurar un marco libre de violencia, para que pueda desarrollarse de manera inclusiva, respetuosa y que ofrezca soluciones efectivas.

La CIDH sostiene que 76 personas murieron y 868 resultaron heridas durante las protestas ciudadanas. Archivo/END

El Gobierno de España ofreció “contribuir a la solución de la crisis” política en Nicaragua.