•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Margarita Mendoza, madre de Javier Alexander Munguía, el joven de 19 años que apareció muerto en el Instituto de Medicina Legal (IML) el pasado 11 de mayo, rechazó el informe del Ministerio Público, que concluye que el muchacho murió cuando intentaba cometer un atraco. “Mi hijo no era un delincuente”, reclamó Mendoza.

Esta aclaración la hizo luego que el Ministerio Público afirmara que Javier Alexander Munguía murió cuando iAntentó robarle a universitarios una computadora portátil en una casa en Managua. “Mi hijo en ningún momento es un delincuente, esa declaración que ellos dan no es así”, remarcó la señora tras apuntar que en su momento aclarará la situación de su hijo.

Mendoza sostiene que su hijo se dedicaba a estudiar y trabajar.

Vecinos de la casa donde habitaba Munguía, en el barrio Pablo Úbeda, también afirmaron que el joven de 19 años nunca estuvo involucrado en escándalos de robos o conflictos. “Yo lo conocí en pañales. Cuando él creció se dedicó a trabajar, ni malas palabras lo escuché decir. Tampoco lo vi bolo o algo así”, declaró una vecina bajo condición de anonimato.  

Otros de sus vecinos aseguraron que Munguía no tuvo antecedentes de robos en el barrio o que fuera detenido por algún otro delito.

Por su parte, Vilma Núñez, directora del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (Cenidh), aseveró que el Ministerio Público tiene la responsabilidad de investigar y no cerrar el caso de Munguía. El IML dijo el pasado 20 de mayo que el joven de 19 años murió por asfixia mecánica producto de estrangulamiento, sin embargo, el día que sus familiares fueron notificados sobre su muerte les informaron que había sido por causas naturales.

Defensa propia

Grethel Fernández, fiscal representante del Ministerio Público, aseguró que el hecho en el que murió Munguía ocurrió el 8 de mayo, misma fecha en que su mamá lo reportó como desaparecido.

“Alrededor de las 8:20 p.m., dos estudiantes salieron a la acera, cuando en ese momento se presentaron dos sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta, sin placa, quienes al ver a los dos universitarios, con la intención de robarles sus pertenencias, se estacionaron frente a la vivienda. El joven Javier Alexander Munguía Mendoza iba como pasajero, llevaba puesto un casco color azul, portaba en su mano derecha un arma de fuego tipo pistola, marca Colt, calibre 380, color negro automática, con la que apuntó a una joven universitaria y le ordenó que le entregara todo lo que tenía”, declaró Fernández.

Presuntamente Munguía con el afán de quitarle la computadora a los universitarios entró a una casa, donde fue neutralizado por otros estudiantes que le quitaron el arma y el casco que portaba. “Finalmente los estudiantes logran tomar el control de la situación enterándose en ese preciso momento que Munguía Mendoza había fallecido”, leyó Fernández.

El Ministerio Público no precisó en qué barrio ocurrieron los hechos ni la identidad de los estudiantes a los que Munguía supuestamente intentó asaltar.

Detenido en protestas

Margarita Mendoza contó que cuando ella emprendió la búsqueda de su hijo algunos jóvenes que salieron de la Direccion de Auxilio Judicial (DAJ) le aseguraron que este estaba detenido en las celdas de este lugar. 

Mendoza afirmó que ella les mostraba la foto de su hijo a las personas que salían de la DAJ y ellos les respondían que estaba con una rodilla fracturada y golpes en la cara. Los oficiales de la DAJ no le confirmaron su detención.