•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La justicia penal en Managua continuá estancada debido a la inasistencia de los reos a las citas programadas por los jueces. Según el Sistema Penitenciario Nacional (SPN), el problema se deriva de la falta de condiciones de seguridad para el traslado de los acusados.

Uno de los ausentes a su cita judicial fue Axel Efraín Quiñónez, acusado por el asesinato del abogado Harold Contreras Rivera. En este caso, la jueza Primero Distrito de Juicio de la capital,  Irma Laguna, reprogramó la audiencia de juicio para el próximo 15 de junio. 

Quiñónez permanece en prisión preventiva desde el 16 de marzo, cuando la Fiscalía presentó la acusación por asesinato.

Antes que la jueza Laguna suspendiera el juicio en la entrada principal al Complejo Judicial Central Managua, familiares del abogado penalista realizaron un plantón exigiendo que recaiga un fallo de culpabilidad sobre Axel Quiñónez.

El abogado Harold Contreras fue baleado el pasado 10 de marzo en el barrio El Recreo y tres días después murió en un hospital de la capital. 

Secuestradores en espera 

Maybel Baltodano y Magdiel Carrión Pérez, acusados por el secuestro del niño Arístides Osejo Baca, tampoco asistieron a la cita en el Juzgado IV Distrito Penal de Juicio de la capital. El juez Carlos Silva Pedroza decidió que hasta el próximo 21 de junio emitirá fallo. 

“Hoy (ayer miércoles) nos notificaron vía cédula judicial que el juicio por secuestro extorsivo ha sido reprogramado por causa fortuita para el próximo 21 de junio”, confirmó el abogado Evelio Mora, defensor de Maybel Baltodano.

A Magdiel Carrión y Maybel Baltodano la Fiscalía les atribuye el delito de secuestro extorsivo, aunque sus abogados defensores sostienen que se trata de un secuestro simple y, por tanto, el caso debería tramitarse en un juzgado local penal.

“En el juicio vamos a presentar pruebas de descargo con las que vamos a demostrar que se está un secuestro simple y no ante un secuestro extorsivo, donde la pena de años de prisión es mayor”, explicó el abogado Evelio Mora.