Rafael Lara
  •  |
  •  |
  • END

Se declaró enfermo para asistir al juicio en su localidad de Tipitapa, bajo las acusaciones de violación contra una niña de 11 años, pero sí pudo viajar hasta Managua para reclamarle a la procuradora de la niñez, Norma Moreno, que dejara de hacer declaraciones en su contra, de presuntas influencias con la jueza que inicialmente vio el caso.

Así fue que ayer, día en que el acusado David Moraga Guzmán debía enfrentar un juicio por violación al que no asistió declarándose “muy enfermo”, sí tuvo las fuerzas suficientes para viajar de Tipitapa hasta Managua para presentarse en la Procuraduría en Defensa de los Derechos Humanos, PDDH.

Ahí lanzó los respectivos reclamos a la procuradora Moreno, porque en esta semana ella se pronunció alegando que --por supuestos vínculos de amistad-- este sospechoso fue favorecido por la jueza quien le dictó arresto domiciliar desde la audiencia preliminar.

Moraga se apoya en que la jueza Victoria López alegó que no tiene vínculos amistosos con él, en que él se presentó voluntariamente a las autoridades que nunca hicieron efectiva la orden de arresto, y en que la fiscal Edith Tuckler, primero, no solicitó prisión preventiva en la audiencia preliminar.

Si bien está en todo su derecho de sentirse ofendido, para la instancia de derechos humanos esto refleja que, además de demostrar que Moraga mintió y no estaba tan “enfermo” como lo justificó su defensa, también aparentemente violó su arresto domiciliar.

Antes que nada, éstos fueron los reclamos que el acusado --quien se moviliza con total libertad, al menos por el departamento de Managua-- encontró en la PDDH. La contestación de Guzmán fue que eso se lo fueran a preguntar a su abogado, y que esa institución no tenía por qué estar atacándolo.

Por su parte, la Procuradora de la Niñez dijo que declararse enfermo es una de las tácticas legalistas que usualmente practican los abogados en los casos de violación y proxenetismo, como una forma de desgastar a las víctimas.

“Voy a solicitar al juez información de qué tipo de documentación presentó este señor para alegar que no podía asistir al juicio”, dijo Moreno, quien señaló que en Tipitapa tanto el Poder Judicial como la Fiscalía son corresponsables de que el acusado goce de arresto domiciliar, mientras la vida de una niña de 11 años fue destruida.

Procuradora cuestiona a funcionarios

“Tanto a la jueza que llevó la causa contra Moraga en las preliminares, como la fiscal Edith Tuckler, parece que olvidaron algo que hasta los estudiantes de derecho tienen claro, y es que el nuevo Código Penal no da consideraciones a los acusados por el delito de violación. También olvidaron el principio de interés superior en los derechos de la niñez”.

Moreno comentó que, dichosamente, ya el caso pasó a otro juez y con otra fiscal, por lo que deposita su confianza en la fiscal Gioconda Gutiérrez, quien ahora lleva el caso, con la esperanza de que lleve el proceso de la manera más profesional posible, y con la beligerancia necesaria para que la justicia se aplique imparcialmente.

Para el lunes, el procurador de derechos humanos, Omar Cabezas, convocó a conferencia de prensa para abordar el tema de Moraga, la jueza Victoria López, y hacer diversas acusaciones contra los operadores de justicia en Tipitapa.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus