•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Instituto Nicaragüense de Desarrollo (INDE), emitió un comunicado en el que condena y rechaza los ataques y amenazas contra participantes en la mesa de diálogo, defensores de derechos humanos y ciudadanos que participen en manifestaciones cívicas.

“El INDE condena y rechaza los ataques, descalificaciones y las amenazas en perjuicio a la dignidad, reputación e integridad física y moral de los participantes en la mesa de diálogo, defensores de derechos humanos y demás ciudadanos que participan en expresiones cívicas de manifestación”, expresa el comunicado.

 Lea: Protestas golpean el corazón del turismo en Nicaragua

El Instituto Nicaragüense de Desarrollo dijo que condena “particularmente” las amenazas en contra de monseñor Silvio José Báez Ortega, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua y el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (UPANIC), Michael Healey, ambos miembros de la mesa de Diálogo Nacional.

“Repudiamos cualquier acto de violencia, venga de donde venga, en detrimento de cualquier ser humano que están incluidas en las 15 recomendaciones realizadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al estado de Nicaragua como resultado de su reciente visita de trabajo”, reza el escrito.
En el mismo comunicado, el INDE invitó al gobierno a que realice un llamado a sus simpatizantes y a las autoridades policiales al cese de la represión y la violencia, para evitar mayor sufrimiento humano y derramamiento de sangre.

 De interés: Llegó ennavajado al diálogo nacional

El INDE dejó claro su respaldo y confianza por el trabajo que están realizando en la mesa de Diálogo Nacional los integrantes de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, quienes representan “el sentir de la mayoría del pueblo que busca el restablecimiento de la república”.

 Además: Iglesia denuncia amenazas de muerte

Los obispos suspendieron ayer de forma indefinida el diálogo en Nicaragua y orientaron la formación de una comisión mixta para buscar consenso a las propuestas que fueron presentadas, para que luego se reactiven las negociaciones.